Derecho de autor: alenkasm / 123RF Foto de archivo

Hazle un gran favor a los pequeños de la casa, enseñándoles al menos nociones de cocina acordes a su edad, un aprendizaje que les dará una vida más feliz.

Comienza con preparaciones que no requieran fuego ni un cuchillo demasiado afilado.

Un niño de menos de diez es perfectamente capaz de hacer sándwiches, cereal con leche, bebidas achocolatadas y ensaladas de fruta.

Te damos algunos consejos para llevarles el interés por la cocina:

  • Empieza poco a poco, enséñale a los chicos pequeñas tareas que no retrasen la preparación de la comida, tales como mezclar o enjuagar los vegetales. Puedes aumentar sus responsabilidades con la edad.
  • Prepara junto a ellos su comida favorita y deja que colaboren en las tareas sencillas. Pregúntale cómo decorarían el plato, y deja que liberen su creatividad. También puedes darles un delantal de su personaje de caricaturas favorito, y dejar que lo usen mientras en la cocina.
  • Es muy buena idea que de vez en cuando te acompañen a hacer mercado, pues es una ocasión excelente para enseñarles a escoger lo mejor, a ahorrar y llevar alimentos sanos y frescos. Cuando quieran meter algo en el carrito, pregúntales por qué escogen eso y así puedes aprovechar para darles un tip o dos de nutrición sin convertirlo en un sermón.
  • Prepara cupcakes, galletas con chispas u otros postres que se divertido decorar, y deja que degusten la crema de las paletas.
  • Aprovecha los fines de semana y esos días largos sin colegio y encuentra algunas recetas para ellos que funcionen bien para hacer una comida familiar.

Comments

comments