El roast beef, es un plato típico de la gastronomía inglesa cuyo origen no está muy claro y del que existen varias teorías. Una de ellas mantiene que en la época de la Revolución Industrial, una familia del norte de Inglaterra, cocinó una pieza de carne en el horno, más tarde lo apagaron mientras acudían a la iglesia y a su regreso a casa se encontraron con una cocción sorprendente.

Otra de las teorías que existen se remonta a la época medieval en la que los domingos los siervos se reunían en el campo para practicar técnicas de combate y más tarde eran recompensados por los señores feudales con carne de buey asada.

En la cocina inglesa, y por extensión en muchos países de tradición anglosajona como Australia, es un plato muy tradicional, servido los domingos. Se suele servir con verduras y papas. El tipo de carne que más se utiliza en Inglaterra para elaborar esta receta es la carne de buey, ya que una vez cocinada resulta muy jugosa.

Consejos para hacer un buen roast beef 

Elección de la carne: el primer paso importante para un buen roast beef, es la elección de una pieza de carne de calidad. El producto garantiza un buen resultado, así que hay que asegurarse de comprar la mejor pieza de ternera o buey que tengamos a nuestro alcance.

Condimentación: una pieza de ternera de calidad bien asada no necesita de aderezos especiales. Basta con una condimentación básica de sal y pimienta. Es importante extender la mezcla de especias de manera homogénea.

El asado: colocar una sartén antiadherente a fuego fuerte con una cucharada de aceite, y sellar bien la pieza de carne por todos sus lados. Que se tuesten bien para que no pierda sus jugos.

La temperatura y el tiempo: comenzar con un tiempo corto de 15 minutos a 200ºC y continuar a 180ºC durante el resto del proceso. Calculando unos 15 minutos por cada kilo de peso para poco hecho, 17-18 minutos para conseguir un rosbif al punto y 20-22 minutos para uno bien hecho. Conviene medir la temperatura con termómetro para ajustar bien el tiempo.

El reposo: el tiempo de reposo permite que la carne se termine de cocer y que los jugos se asienten en el interior, de modo que cada rodaja quedará bien jugosa. Sea a alta o a baja temperatura, una vez retirada la pieza del horno es importante dejarla reposar durante 20 minutos antes de cortarla y servirla.

Preparar un roast beef solo es cuestión de práctica y de no precipitarse. Hay que dedicarle tiempo, una buena temperatura y paciencia.

G.V

Comments

comments