aceite

El aceite de cocina es uno de los ingredientes más empleados pues, gracias a su versatilidad, ayuda a elaborar diferentes platos. Pero cuando freímos algún alimento y sobra esa gran cantidad de aceite, viene la interrogante: ¿qué hacer con él?

Es importante saber que no se debe botar en el fregadero, ya que trae como consecuencia que las tuberías se tapen y esto impide que el agua corra. Además, crea un gasto innecesario en plomería y es perjudicial para el ambiente.

El aceite que se bota por las cañerías crea capas de grasa que disminuyen el espacio, originan malos olores y tapan los tubos. Al desembocar en los ríos y mares, no se disuelve en el agua, forma un manto que impide la entrada de oxígeno y daña el ecosistema.

Para botar el aceite de forma correcta siga las siguientes indicaciones:

  • Luego de usarlo se debe esperar a que se enfríe. Así se evitan posibles quemaduras.
  • Una vez frío, cuélelo para eliminar cualquier residuo y que no se forme moho. Luego guárdelo en un recipiente de vidrio con tapa, donde se puede ir acumulando hasta que esté lleno, para, entonces, llevarlo a un “punto verde”.

aceite

  • También se puede tirar el recipiente donde lo hemos acumulado, bien sea de vidrio o de plástico, pero antes, para que el aceite se solidifique, se le debe agregar una cucharada de hidróxido de sodio (compuesto químico que se usa en la fabricación de papel y de algunos textiles).
  • Con la mezcla de aceite e hidróxido de sodio se puede hacer jabón artesanal. Es muy fácil, pero se deben cumplir todos los pasos y tomar las medidas de precaución que se señalan en la receta. De esta manera se le da otro uso al aceite.

Con estos consejos prácticos y sencillos se puede ahorrar, pues podría obtener un jabón hecho en casa y se reduce el daño ambiental.

También te puede interesar: http://www.cocinayvino.com/tips/saber-aguacate-esta-maduro/

Comments

comments