Película Estómago, brasileña-italiana
Foto vía es.web.img3.acsta.net

En 2007 fue estrenada la película Estómago, que se llevó la Espiga de Oro y el Premio del Jurado Joven, así como los premios al mejor director novel (Marcos Jorge) y actor (Joâo Miguel, “Cinema, Aspirinas e Urubus”), en la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

La acción se desarrolla entre la realidad y los sueños de Raimundo Nonato (João Miguel), un hombre del campo que llega a la ciudad para desempeñarse como cocinero. Su primer empleo es en un bar, donde además duerme en un cuarto que el dueño, Zulmiro (Zeca Cenovicz), le presta, lleno de ratas y cucarachas.

Allí trabaja como un esclavo y no recibe pagas, solo comida y alojamiento. Se desempeña tanto en la cocina como en la sala y, poco a poco, descubre su talento y le da vida al restaurante.

Cambio de rumbo

Afortunadamente, un día Giovanni (Carlo Briani), dueño de un establecimiento italiano, prueba la comida de Raimundo y queda maravillado. Acto seguido, decide contratarlo como ayudante de cocina. Nonato aprende entonces sobre comida italiana y vino.

Su vida cambia por completo, pasa a tener un mejor estatus y a conocer gente. Inicia una relación con una prostituta, Íria (Fabiula Nascimento), con quien intercambia comida por sexo.

Raimundo se enamora de Íria, cambia completamente y pasa a ser un asesino que termina en prisión. En la cárcel, para sobrevivir, pone en práctica sus conocimientos de cocina y logra ganarse al líder. Transforma comida en pésimas condiciones, y aquí hay que tener “Estómago” para soportar esas escenas, en platos que gustan a todos.

A pesar de subsistir de la mejor manera en prisión, se da cuenta de los privilegios que tiene el jefe y también los quiere para él. Ese es el punto álgido que terminará de desencadenar la puesta en escena ítalo-brasileña para adultos, del director Marcos Jorge.

También le puede interesar: Dinner rush, padre e hijo y sus diferencias en la cocina

Comments

comments