Vegetales Recetas vegetarianas

Cada día son más las personas que se suman a estilos de vida orientados a prácticas saludables. El veganismo es una de ellas, y va ganando terreno de manera avasallante, porque son muchos los individuos que quieren aportar su pequeño grano de arena a la salvación del planeta.

¿Qué es exactamente el veganismo?

veganismo

Es un hábito que rechaza la utilización y consumo de todos los productos y servicios de origen animal. Quienes se adaptan a estos conceptos lo hacen siguiendo estos principios fundamentales:

  • Ético: rechazan el consumo de todo producto de origen animal, por respeto hacia estos seres vivos.
  • Ambiental: evitan el uso de manufacturas hechas con animales, bajo la premisa de que su captura o cría es perjudicial para el medio ambiente e insostenible en el tiempo.
  • Dietético: se abstienen porque es mejor para la salud. Afirman que consumir cualquier tipo de carne y productos de origen animal, como los huevos, la leche o la miel, es dañino para las personas.

Algunas reglas para quienes deseen incursionar en el veganismo:

Eliminar poco a poco los alimentos no deseados

Alterar la dieta rutinaria por voluntad propia es una tarea sumamente complicada. Buscar y encontrar sustitutos de los sabores es un constante experimento para los veganos. Se recomienda que el proceso de reducir el consumo de alimentos de origen animal sea llevado poco a poco, con el pasar de los días.

Algunos expertos aconsejan iniciarse en el veganismo acompañando las comidas regulares con más vegetales, e ir reduciendo lo prohibido algunos días por semana.

Localizar buenos lugares dónde comprar

Actualmente, es más común encontrar tiendas y restaurantes especializados, en los cuales se ofrecen los sustitutos de la nutrición habitual. Crear una bitácora con estos lugares puede ser un desahogo que ayude a seguir el plan.

Integrar a conocidos

Este consejo no es sinónimo de obligar a los allegados a formar parte de esta práctica, sino de involucrarlos ocasionalmente para no sentirse excluido. Preparar un almuerzo o una cena para la familia y amigos cercanos será una experiencia divertida y agradable.

La creatividad es fundamental

La creencia de que mantener una dieta saludable es aburrido está ampliamente arraigada. De ahí la necesidad de explorar con recetas hasta conseguir deliciosas combinaciones. Existen miles de opciones que son igual de apetitosas que las tradicionales.

¿Cómo lograr una dieta balanceada?

Tofu

Es uno de los sustitutos más versátiles que puede ser sazonado como si fuera carne y consumirse horneado, frito o asado. Para los novatos con el tofu, es recomendable probar cubriéndolo ligeramente con sal y pimienta, en porciones como cubos y freírlos en una sartén con un poco de aceite. Con esto se le irá agarrando el gusto.

Frijoles

Los frijoles son básicos tanto para veganos como no veganos, y por una buena razón: son económicos y están llenos de proteínas. Para una comida rápida, se pueden usar los de lata. Pero los secos son más económicos y saludables; además, se pueden preparar de diversas maneras y con sazón propia. Son tan versátiles como el tofu.

Arroz

Junto con los frijoles viene el arroz. Para quienes se inician en el veganismo es muy posible desconocer todas las variedades que existen. Está el salvaje, el basmati, el blanco y el integral. Son excelentes para preparar comida, o servir como base de un estofado o sofrito.

Alternativas de leche

La leche de soya es la más preciada de los sustitutos de la leche, pero no es la única opción. La leche de arroz y la de almendras son geniales y están disponibles sin saborizantes, ideales para cocinar. También se consiguen con sabor a vainilla, para un toque dulce. Incluso, se pueden preparar en casa.

Condimentos

La comida vegana ofrece tantas versiones al momento de  cocinar como la carne. Solo hay que avanzar en esta nueva rutina alimentaria y experimentar con algo de condimentos, para asegurar un rico sabor. Hay mucho de dónde escoger: albahaca, pimiento picante, comino, curry en polvo, eneldo, ajo, sal y romero.

Receta para dar una nota dulce al veganismo

Dulce de leche

Dulce de leche

Ingredientes

  • 500 g de dátiles
  • 250 ml de leche de almendras
  • 100 g de merey
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • Almíbar preparado con los dátiles

Preparación

  • Dejar los dátiles en remojo por 24 horas. Pasado ese tiempo, pelarlos y descarozarlos. Reservar el agua que funcionará como almíbar.
  • Colocar en una licuadora los dátiles y la leche de almendras. Agregar poco a poco parte del agua del remojo de los dátiles y el resto de los ingredientes.
  • Procesar hasta lograr la contextura del dulce de leche tradicional.

Adentrarse en este estilo de vida no es tarea imposible. Siguiendo estos consejos y teniendo la fuerza de voluntad necesaria, se podrá decir con orgullo que se pertenece al movimiento vegano.

 

También le puede interesar: Los beneficios de la semilla de aguacate que no conocías

Comments

comments