Avión

Los viajes largos suelen ser sumamente tediosos para la mayoría de los pasajeros. Quizás no tanto para los de primera clase, pero los que toman vuelos normales suelen ir bastante incómodos por las largas horas sentados, en este caso, en un avión, y las pocas atracciones disponibles.

Probablemente, los momentos más gratificantes de los vuelos son aquellos en los que se acercan los carritos de alimentos, con opciones de comidas y bebidas para al menos disfrutar un rato del trayecto. Sin embargo, escoger cualquier opción a la ligera puede que no sea tan agradable, sobre todo cuando se trata de bebidas calientes como o café.

Según la cadena NBC, el agua utilizada por los responsables de los alimentos del avión no proviene de botellas, sino directamente del grifo.

A pesar de que las probabilidades son limitadas, el peligro de adquirir alguna bacteria se mantiene latente. Según un estudio realizado en 2004 por la Agencia de Protección Ambiental, de 158 aviones, 13% contenía coliforme, un grupo de especies bacterianas que suelen contaminar el agua. El mismo estudio encontró dos aviones con Escherichia coli en el agua.

Con base en un reportaje de Business Insider se descubrió que uno de cada ocho aviones no cumple con los requerimientos sanitarios sobre el agua.

¿Y de dónde vienen las bacterias?

Al parecer, el agua adquiere las bacterias en los vehículos de transporte que la introducen en el avión. Por ello, los médicos recomiendan que personas con el sistema inmunológico comprometido eviten ingerir estas bebidas.

Avión
Es mejor llevar agua embotellada para los niños

Otra mala idea es la de llenar los biberones para bebés con esa agua, pues podrían causarle alguna enfermedad al niño.

Lo recomendable es ingerir agua embotellada o algún producto procesado para evitar cualquier tipo de contagio.

También puede interesarte: ¿ Cuán beneficiosa es la toronja para la salud?

Comments

comments