alimentación

El Wall Street Journal declaró que la generación comprendía entre los 20 y 30 años, un grupo de edad realmente grande con experiencias y deseos muy diferentes. La discusión va mucho más allá, es sobre el poco tiempo que posee esta generación  para preparar las compras en los supermercados.

Según la investigación, los jóvenes están pasando la mayor parte de su tiempo comiendo en restaurantes, bares, y puestos de comida chatarra. Dejando a un  lado las compra en los supermercados, lo que ha generado mucha angustia en ese gran cambio en el comportamiento del consumidor.

Una cosa que viene a la mente es la desconexión entre los milenios que son la generación más endeudada,  debido alto costo asociado con comer fuera la mayoría de las veces. Una posible explicación para este aumento en comer fuera es en parte debido a que los millennials poseen un exceso de trabajo  y muchas veces mal pagado.

Lo que resulta en una falta de motivación para caminar hasta el supermercado a la tienda para adquirir los productos. Pero una las razones fundamentales en el cambio de esta alimentación es que no hay suficiente tiempo en un día, y es más fácil comer en un bar después del trabajo.

También hay el factor de estrés: si los millennials están sobrecargados de actividades y estresados, lo más rápido y efectivo a esta solución es comer fuera o es quizás que las comodidades de la vida moderna han permitido tantas opciones que los hábitos están cambiando con los tiempos.

Otra razón es que debido por las tendencias afectan el cambio cultural, y que sólo después se descubre que estos nuevos comportamientos también son exhibidos por los consumidores mayores.

Los datos muestran que los compradores están dividiendo su gasto en alimentos entre varios supermercados en lugar de solo uno, consolidando aún más la afirmación de que las maneras en que se come están cambiando.

También te puede interesar: La gastronomía de los millennials

Comments

comments