frijoles
41332175 - black eye peas mung bean adzuki beans soy beans black beans and red kidney beans in white bowl on wicker tray

Los frijoles son un alimento con muchas cualidades. Son fáciles de preparar y añaden un gran sabor a las recetas. A nivel nutricional, los frijoles pueden contar como una fuente de proteína y verduras en tu dieta. Son uno de los alimentos más nutritivos y gustosos que existen, pero muchas personas los evitan porque no son el plato más ligero del menú.

Ya sea que se trate de frijoles verdes o secos, estos poseen muchos beneficios para la salud. Ricos en fibras y vitaminas, suelen ser bien tolerados por el organismo. Lo mejor de todo es que son bien apreciados tanto por los niños como por los adultos. Sigue estos sencillos pasos y disfrútalos:

frijoles

Tips para cocinar frijoles

Limpieza: uno de los pasos mas importante a la hora de cocinar frijoles, es limpiar las porciones que se va a preparar. Para que la tarea sea rápida, echar pequeñas cantidades en el mesón de trabajo e ir descartando todas las piedritas, hojas y los que estén partidos.

Tiempo en remojo: para que estos queden blandos, es necesario dejarlos en un recipiente con agua por algunas horas. Dependiendo del tipo de grano, si estos tienen piel o corteza, puede ser toda una noche. Permitiendo una digestión más fácil, mediante la disolución de algunas de las enzimas difíciles de digerir.

Tiempo de cocción: es recomendable cocinarlos  a fuego medio, e incluso bajo. De esta manera, el caldo se vuelve un poco espeso y se concentran los diferentes sabores, adquiriendo una consistencia suave.

Sazón: el secreto de los granos son las especias,  las hierbas aromáticas, y los cortes de carne que se le agregan al prepararlos. Cilantro,  pimentón, zanahorias, trozos de chorizo, sal y hasta comino. Los ingredientes ácidos en este caso como el tomate, el azúcar y el vino alargarán el tiempo de cocción, pero son ideales cuando se trata de sabor.

Conservación: para conservarlos, cubrir con un poco de su líquido de cocción, colocarlos en contenedores y refrigerarlos de 4 a 5 días. También se puede congelar durante un máximo de 6 meses.

También te puede interesar: El ajonjolí, fuente de beneficios

Comments

comments