Leche de coco

La leche de coco es considerada para muchos como “un alimento milagroso”, ya que posee distintos beneficios para el organismo. De hecho, en sánscrito, la palma de esa fruta se conoce como Kalpavriksha, que significa el “árbol que da todo lo que es necesario para vivir”.

Su líquido es de textura cremosa y de sabor ligeramente dulce, que a pesar de eso, no es para nada perjudicial. Adicionalmente, es ideal para las personas que son intolerantes a la lactosa, que puede reemplazar a la leche de vaca, porque contiene calcio, magnesio, sodio, hierro, distintas vitaminas y otros minerales.

Por qué consumirla

Ayuda a prevenir la anemia

Es un alimento rico en hierro. Se aconseja cuatro vasos de leche de coco porque cada uno contiene solo la cuarta parte de lo que necesita una persona de este nutriente.

Adiós calambres y dolores musculares

El magnesio que contiene ayuda a bloquear la sobre-estimulación de calcio y de esa forma, evitar que se sienta calambres y aliviar los dolores musculares.

Control del peso

Para aquellas personas que están tratando de bajar de peso esta leche tiene una alta concentración de fibra, por lo que puede ser ingerida en las dietas con este propósito.

Leche de coco

Previene la inflamación de articulaciones

Como contiene selenio, es un alimento antioxidante que controla los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel como también el deterioro de las articulaciones.

Reduce enfermedades del corazón

¿Sabía que el potasio ayuda a reducir los niveles de presión arterial? Este nutriente contiene la leche de coco, por ese motivo es bueno para combatir las enfermedades del corazón.

Mejora la digestión y alivia el estreñimiento

Un tracto digestivo bien hidratado es importante para prevenir y tratar el estreñimiento. La leche de coco nutre el revestimiento del aparato digestivo gracias a sus electrolitos y sus grasas saludables, mejorando la salud del intestino y previniendo enfermedades como el síndrome del colon irritable.

También le puede interesar: Una versión salada: cheesecake de langosta

Comments

comments