La granada es una fruta rica en antioxidantes y baja en calorías, por lo que es muy recomendable para mejorar nuestro estado físico general, tanto a nivel interno como externo. Puede consumirse fresca, o bien emplearse en la elaboración de jugos. Un solo vaso de jugo de granada puede proporcionar el 40% de los requerimientos diarios de ácido fólico y vitaminas A, C y E.

Beneficios del jugo de granada

  • Puede curar diferentes enfermedades estomacales, como dolor de estómago, náuseas y vómitos, para ello se puede consumir el jugo de la granada o bien tomar un té que se prepare con las hojas del fruto.
  • El consumo de jugo de granada como complemento en la dieta, ayuda a eliminar las toxinas y a aumentar los niveles de energía, potenciando los efectos de la dieta y el ejercicio.
  • Ayuda a aliviar el estrés, produce un aumento del bienestar y las emociones positivas, incrementando el nivel general de actividad y vitalidad.
  • Reduce el riesgo de ataque cardíaco y ayuda a mantener las arterias libres de acumulación de depósitos grasos. Además, parece mejorar el flujo sanguíneo al corazón.
  • Una dieta rica en jugo de granada puede ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento, lo que reduce las arrugas y líneas de expresión causadas por la exposición constante al sol. También ayuda a apoyar la regeneración de células de la piel y previene la hiperpigmentación y la aparición de manchas oscuras.

¿Cómo consumir el jugo?

Muchos de los antioxidantes de la granada se encuentran en su cáscara, por lo que se recomienda partirla y exprimirla al igual que una naranja. Al exprimir la cáscara, se liberan estos antioxidantes.

Tip: hay que tener cuidado para no presionar demasiado las semillas, ya que al romperse provocan un sabor desagradable.

También te puede interesar: Beneficios de los alimentos de acuerdo a su color

Comments

comments