Las semillas de patilla son muy ricas en beneficios y propiedades nutricionales. Estas también pueden ser un gran bocado cuando se han secado y tostado. Es necesario cocinar, moler o asar las semillas de sandía con el fin de utilizar su poder de curación. Descubre sus beneficios más importantes y cómo consumirlas.

Beneficios de las semillas de patilla

  • Son muy ricas en fibra dietética, de manera que son una opción ideal en caso de estreñimiento ocasional, gracias a que ayudan a regular el tránsito intestinal al estimular la motilidad intestinal de forma completamente natural.
  • Mientras que la sandía es una fruta muy baja en calorías, ya que 100 gramos de sandía aportan sólo 20,3 calorías, sus semillas son tremendamente energéticas, de manera que se convierten en una opción ideal para cuando necesitamos un aporte extra de energía.
  • El contenido de antioxidantes dentro de las semillas ayuda a evitar el envejecimiento, fortalecer su piel a mantener más saludable, así como jóvenes.
  • Tienen una poderosa acción diurética, muy eficaz para depurar el organismo, eliminar toxinas acumuladas y optimizar el funcionamiento de los riñones para que puedan así eliminar esos materiales que acaban formando los cálculos o las piedras.
  • Son ricas en licopeno, un tipo de antioxidante muy poderoso que también podemos encontrar en los tomates. Además, disponen de un alto nivel de magnesio y zinc.
  • Contienen sustancia citrulina que actúa como un antioxidante, promueve la expansión de los vasos sanguíneos y tienen efecto positivo en el caso de la arteriosclerosis, y la hipertensión.

Tip: para aprovechar al máximo las propiedades medicinales de las semillas de sandía, lo necesario para cocinar ellos, se muelen o cocerlos. Son ideales en jugos, ensaladas y sopas.

También te puede interesar: El aceite de ajonjolí y sus beneficios para la salud

Comments

comments