Al consumir almendras remojadas conseguimos aprovechar mejor sus nutrientes, como es el caso de la vitamina E, que aparece al retirar la cáscara de la almendra. Estas deben dejarse en remojo en agua durante la noche, esto se debe a su color marrón y piel áspera contiene un cierto inhibidor de la enzima que está destinado a proteger la semilla hasta que tiene las condiciones perfectas para la germinación. Las almendras son conocidas por tener gran valor medicinal, que, junto con su buen sabor, es la razón principal por la que tanta gente las añade a su dieta.

Beneficios de las almendras remojadas para la salud

  • Un estudio publicado en el Journal of Food Science, encontró que el consumo de almendras remojadas ayudó a vaciar el estómago más rápido y también hace más fácil para digerir las proteínas.
  • Las almendras remojadas favorecen la liberación de enzimas digestivas que nos ayudarán a absorber mucho mejor sus nutrientes. Colocar las almendras en agua durante, al menos, 8 horas ayuda a que se libere en ellas la enzima lipasa, un componente muy poderoso que nos ayuda en la digestión de las grasas.
  • Comer almendras remojadas con regularidad puede ayudar a acelerar el proceso de pérdida de peso. De acuerdo con un estudio publicado en el International Journal of Obesity Trastornos metabólicos relacionados añadiendo las almendras en la dieta baja en calorías era extremadamente beneficioso en la pérdida de peso.
  • Si acostumbramos a los niños a tomar cada día entre 4 y 6 almendras remojadas, ayudaremos a favorecer su adecuado desarrollo cerebral. Ya que estas, son ricas en ácido fólico y en ácidos grasos esenciales, muy adecuados para agudizar la memoria y mejorar la inteligencia de los niños.
  • De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Nutrition, las almendras son agentes antioxidantes muy potentes que evitan la oxidación del colesterol LDL.

También te puede interesar: 3 batidos saludables con aguacate

Comments

comments