resaca cúrcuma
La cúrcuma posee propiedades antiinflamatorias y ayuda a reducir los síntomas de la resaca

Para disfrutar sin consecuencias el bonenkai y el shinenkau, fiestas que  anteceden el fin de año chino, en Japón y otros países cuentan con el Ukon no Chikara, el poder de la cúrcuma. Una bebida con efectos mágicos que desaparece la famosa “resaca” o “ratón”.

Los científicos occidentales no han podido determinar la causa de la “resaca” o “el ratón”. En Japón la búsqueda de la cura se acerca mucho a la medicina tradicional china: ayudar a actuar al órgano afectado.

Como la cúrcuma por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias mejora la función hepática y ayuda a la digestión, los bebedores la utilizan para “ayudar” al hígado a descomponer el alcohol y evitar la resaca. La cúrcuma es el principal ingrediente del Ukon no Chikara.

Las familias, amigos y compañeros de trabajo que se reúnen para celebrar con abundante cerveza o sake suelen consumirlo horas antes de la reunión. Se comercializa en envases dorados o rosados, el color del recomendado para las mujeres. También viene en con sabor a sandía, almeja y ginseng.

En diciembre, las pequeñas y vistosas botellas, son muy codiciadas. Su precio varía entre 257 yenes (casi 2 euros) y 450 yenes (3,4 euros). La bebida es tan popular que la industria procesadora moviliza cerca de 162 millones de dólares al año. En Estados Unidos lo comienzan a ofrecer en las tiendas de conveniencia que funcionan las 24 horas. Asimismo, algunos portales web lo envían por correo.

Diversión, cúrcuma y salud

Las empresas japonesas, preocupadas por la salud de sus empleados, multiplican a finales de año los consejos a través de la mensajería interna o altavoces para que tengan cuidado con la bebida. No obstante las tabernas “izakaya” se llenan cada noche.

Los brebajes contra la resaca tienen todavía mucho futuro por delante, asegura Shun Yokoyama, analista de la compañía de investigación de marketing Fuji Keizai.

“El mercado japonés se caracteriza por una fuerte demanda de bebidas que ayudan a recuperarse de situaciones malas para la salud”, dice.

A Misuzu, una oficinista de 20 años de edad, le fascinan estos brebajes y prefieren los bajos en calorías. “Aseguran un despertar suave”, afirmó.

También puede interesarte:

Una cata de sake con Robert Ortuño

Cada país tiene su receta contra la resaca y todas funcionan

Comments

comments