Newsletter

Síguenos

Tortilla de patata con queso Appenzeller

A la tortilla de patata se le atribuyen distintos orígenes, ninguno de ellos concluyente. Aunque lo que está claro son dos cosas: en su origen no llevaba cebolla (eso es una variante surgida bastante tiempo después del primer registro escrito que hace alusión a la tortilla de patatas). Y, lo segundo, que parte de ella, viene de América, en forma de patata.

Las dos más clásicas son las sin cebolla o con cebolla. También se dividen entre las cuajadas, jugosas y casi líquidas. E incluso las hay con otros ingredientes añadidos como otras hortalizas y verduras.

Hoy, para celebrar el Día de la Tortilla de Patata, queremos ser más originales. Un ingrediente que funciona de maravilla, por su carácter fuerte y aromático y su poder fundente es el queso suizo appenzeller. Fundido y mezclado con la untuosidad del huevo, promete una textura inusitada en la tortilla de patatas.

Y, además, no obliga a prescindir de la cebolla, ya que el queso también marida perfectamente con ella. Incluso a los que no les gusta con cebolla, al añadirle el queso appenzeller puede que cambien de opinión. Los sincebollistas aducen, para prescindir de este ingrediente, que nos les gusta las notas dulces que deja, pero los matices salinos del queso suizo compensan, sobradamente, el dulzor.

 

4 personas 30 minutos

Ingredientes

  • 80 g de queso Appenzeller
  • 2 patatas grandes
  • 4 huevos de corral
  • 150 ml de leche
  • Aceite de oliva 
  • Sal

Preparación

1. Pele las patatas y póchelas en una sartén con aceite de oliva a fuego medio hasta que estén blandas. Escurra y reserve.
2. Ralle el queso Appenzeller y mézclelo con la leche. Coloque en un cazo y caliente a fuego medio hasta que el queso se derrita y remueva hasta conseguir una masa homogénea.
3. Casque los huevos, bátalos y añada las patatas y la mezcla de la leche y el queso. Añada un poco de sal. Incorpore la mezcla a la sartén con el fuego alto. Tras un minuto, baje a fuego medio y trascurridos 5 minutos, dé la vuelta a la tortilla y deje cocinar otros 5 minutos más.
4. Sírvala caliente.

También le puede interesar: Los ‘no no’ de la auténtica tortilla de patatas española

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram