Newsletter

Síguenos

Estas torrijas al horno son ligeras, saludables y muy ricas

Elaboradas con masa brioche y cocinadas al horno, las torrijas de la panadería madrileña Panod son una buena opción para aquellos que se cuidan sin sacrificar sabor. En vista de que no se fríen, son más ligeras y menos calóricas. De su lado, el brioche les aporta jugosidad y delicadeza. Pablo Palenzuela, maestro pastelero del local, afirma que con esta técnica se potencia el sabor y a la vez se consigue que sean más sanas y digestivas. La panadería, ubicada en Las Salesas, apuesta por una bollería exquisita en la que se utilizan materias primas de calidad. Sus productos están exentos de conservantes, colorantes, margarinas, aceite de palma, glucosa o edulcorantes artificiales. Las torrijas, como el resto de sus productos, son el resultado de un procedimiento completamente artesanal. El pan de brioche, que ellos mismos elaboran en su obrador, es macerado con leche infusionada en canela y azúcar. Más tarde, se pinta con huevo y se hornea. Una vez listo, se reboza en azúcar y canela.

Panes de toda la vida

En Panod todas las piezas de bollería se hacen de principio a fin en su propio obrador, situado en la planta sótano del local. Ahí sus pasteleros profesionales elaboran sus propias masas (hojaldre, brioche, bizcocho y masa quebrada). A partir de ellas, forman una a una, las piezas: suizos, croissants de distintos sabores, pain au chocolat, palmeras, etcétera. No en balde, el local se promociona con el lema: "El pan de toda la vida".

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram