calabacín

Tras un largo día de trabajo esta sopa de calabacín y rúcula es totalmente reconfortante. Su olor es una especie de terapia relajante entre cada bocado.

Ingredientes:

  • 1 cucharada aceite de oliva
  • 6 dientes de ajo, picados
  • ½ cebolla, cortada en cubitos
  • 1 calaba picado en cubitos
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 1 lata de frijoles blancos, escurridos
  • 1 hoja de laurel
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 3 tazas de hojas rúcula
  • 1/4 taza de queso parmesano recién rallado

Preparación de la sopa de calabacín:

  • Calentar el aceite en una olla a fuego medio. Añadir el ajo, la cebolla y el calabacín y saltear durante 6 minutos o hasta que se ablanden. Agregar el caldo de pollo, hoja de laurel, tomillo, sal y pimienta. Llevar a ebullición.
  • A continuación, reducir el fuego a medio, cocinar a fuego lento durante al menos 10 minutos. Añadir la rúcula y continuar la cocción durante otros 3 minutos.
  • Verter la sopa en una licuadora, mezclar hasta que quede una pasta ligera. Volver a la cacerola y sazonar con sal y pimienta si es necesario. Servir y rociar por encima el aceite de oliva extra y queso parmesano.

También te puede interesar: Lasaña de calabacín con un exquisito relleno de ricotta

Comments

comments