Todos amamos la sopa de fideos chinos instantánea, pero muchos las evitamos por los extraños ingredientes artificiales que contienen.

Pero este es un problema que tiene solución, una solución que te permitirá no renunciar a ellas y se preparan de una manera fácil.

Estas tazas de sopa de fideos chinos consisten en compactar todos sus ingredientes en un recipiente resistente al calor pero sin el caldo y guardarlos en la nevera.

Se puede utilizar cualquier envase con tapa, recordando que este debe ser resistente al calor.

Cuando esté listo para comer, verter agua caliente en el envase, dejar reposar por unos segundos y disfrutar de su contenido.

Ingredientes

  • 3 cucharaditas de base de sabor; pasta de miso, pasta de curry o pasta de caldo.
  • 3 cucharaditas extras de aromatizantes (opcional); salsa de chile, salsa de ajo, salsa de soya, leche de coco o aceite de sésamo.
  • ½ taza de ingredientes de relleno, maíz congelados, cubos de zanahorias congelados, guisantes congelados, tofu en cubos, tiras de carnes, champiñones en rodaja, finas tiras de espinacas congeladas, cuadritos de huevo duro.
  • 1 taza de fideos cocidos al dente.
  • ½ taza de ingredientes frescos; hierbas frescas, brotes de soya, rodajas de limón.

Preparación

  • En un envase de vidrio o cualquier envase resistente al calor, agregue la base de sabor, si se trata de una pasta extender en la superficie, y el aromatizante en el fondo.
  • Cubra con los ingredientes de relleno.
  • Agregue los fideos.
  • Termine con los ingredientes frescos.
  • Coloque la tapa del recipiente y refrigere, puede permanecer hasta por una semana.
  • Cuando esté listo para comer, cubra el contenido con agua hirviendo.
  • Cierre nuevamente la tapa y deje reposar por dos o tres minutos aproximadamente.
  • Utilice los palillos o un tenedor para remover desde el fondo.

Listo para comer, práctico para llevar al trabajo o servir cuando no queremos cocinar.

 

 

Comments

comments