Cubitos de pollo

Tantos atributos en algo tan pequeño no se pueden dejar pasar por alto, por eso recomendamos preparar estos cubitos de pollo caseros. Por mencionar solo algunas de sus ventajas: son fáciles de hacer, económicos, sanos y se adaptan al gusto de cada quien.

Son ideales para tener un condimento completo siempre a mano y salir de apuros; se pueden utilizar en sopas, carnes, panes y tortillas.

Cubitos de pollo

SopaIngredientes

  • 300 gramos de carne magra de pollo (preferiblemente los muslos)
  • 600 gramos de verduras variadas
  • 300 g de sal gruesa
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vino blanco
  • 1 ramo de perejil
  • 1 diente de ajo grande

Preparación

  • Las verduras pueden ser cualquiera. Es recomendable utilizar alguna de hoja y otras de más consistencia. Una buena elección sería, por ejemplo, espinacas, maíz, berenjena, calabacín, papa, zanahoria, auyama, ocumo y batata. Siempre es pertinente utilizar cebolla o cebollín para darle más sabor.
  • Lavar, secar las verduras y cortarlas en trozos muy pequeñitos.
  • Secar bien la carne de pollo con papel absorbente y picarla en trocitos.
  • Calentar el aceite en una olla a fuego alto, agregar el pollo y remover permanentemente. Cuando comience a dorar, agregar las verduras, mezclar bien y cocer durante cinco minutos.
  • Añadir el vino y la sal y combinar bien todos los ingredientes. Bajar el fuego y remover cada media hora, durante dos horas o cuando el líquido se haya reducido casi al mínimo.
  • Cuando las verduras estén cremosas, pasar por el triturador de alimentos hasta obtener una pasta homogénea.
  • Vaciar la pasta en la olla y remover todo el tiempo hasta que no quede líquido.
  • Esperar a que enfríe, colocar en la hielera y llevar al congelador. Se conservan durante seis meses.

También te puede interesar: Pasta con tomates asados, albahaca y parmesano

Comments

comments