crema

Esta crema de calabacín y espárragos blancos posee un sabor totalmente diferente al añadirle un puñado de avellanas tostadas. Es sumamente deliciosa y es ideal para servir como plato de entrada antes del principal.

Ingredientes:

  • 1 kilo de calabacines
  • 250 gramos de espárragos blancos
  • 150 mililitros de nata líquida
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 puñado de avellanas tostadas

Preparación de la crema:

  • Lavar todos los ingredientes y ponerlos en una olla con agua a fuego medio. Dejar cocinar unos 40 minutos o hasta que el calabacín y los espárragos estén suaves al introducir un tenedor.
  • Terminado el proceso de cocción, colocar en una licuadora los vegetales, la nata y el chorrito de aceite de oliva y las avellanas. Dejar mezclar hasta obtener una pasta semi espesa, si se desea que se más ligera se puede agregar un poco de agua donde se cocinaron.
  • Vaciar nuevamente la mezcla dentro de la olla. Dejar cocinar a fuego medio, y sazonar con sal, pimienta. Cuando rompa en hervor, apagar la llama y servir.

También te puede interesar: Crema de champiñones, fácil y deliciosa

Comments

comments