Dos sopas asiáticas para estimular el apetito

Sopas asiáticas

Las sopas son un plato indispensable en una mesa asiática, sobre todo en China, que es el país que tiene más variedades. Aunque Japón, Corea y otras naciones del sudeste de ese continente ostentan un amplio rango de opciones de este plato, tan nutritivo como delicioso.

Prepararlas también resulta algo bastante práctico, pues hacerlas no es nada complicado y quizás en ello resida lo distintivo de sus sabores, que son como una marca de fábrica muy especial.

La de pollo a veces se sirve de desayuno en China, Malasia y Tailandia. Pero en líneas generales, se toma a media comida, para preparar el paladar ante el plato siguiente. Nunca se sirve al principio.

Existen muchos tipos de sustanciosas sopas: claras, espesas y ligeras. Estas últimas suelen servirse con wontons, que son unas pequeñas empanadillas. 

Sopas fáciles de hacer

A continuación dos de estas preparaciones al estilo asiático, que son perfectas para comenzar una comida estimulando el apetito.

Fideos con maíz y cangrejo

Sopas. Maíz y cangrejo

El maíz y el cangrejo son ingredientes habituales de la cocina china, y en algunas sopas, no faltan. En este caso se añaden unos fideos para que el plato sea más consistente. Esta receta lleva la mezcla china de cinco especias, que incluye anís estrellado, hinojo, clavos, canela y pimienta de Sichuan.

Ingredientes (4 personas)

1 cucharada de aceite de girasol
1 cucharadita de mezcla china de cinco especias
225 g de zanahorias cortadas en juliana
150 g de maíz de lata o congelado
75 g de guisantes
6 tallos de cebollín cortados en rodajas
1 ají rojo, sin semillas y cortado en rodajitas finas
2 latas de 200 g de carne blanca de cangrejo
175 g de fideos finos al huevo
1,7 litros de caldo de pescado
3 cucharadas de salsa de soya

Preparación

Caliente un wok o una sartén, y luego vierta y caliente el aceite.
Saltee la mezcla de cinco especias, la zanahoria, el maíz, los guisantes, el cebollín y el ají, unos 5 minutos.
Incorpore la carne de cangrejo y saltéelo todo junto durante 1 minuto.
Rompa los fideos y póngalos en el wok o la sartén. Vierta el caldo y la salsa de soya, llévelo a ebullición, cúbralo y cuézalo a fuego lento 5 minutos.
En cuanto esté lista, sirva la sopa en tazones calientes.

Picante de pollo con fideos

Sopa picante de pollo con fideos

Esta es otra de las suculentas sopas que rebosa sabores y colores tailandeses, y constituye un plato muy atractivo que satisface el apetito. Lleva pulpa de tamarindo, que se obtiene de la vaina del árbol de tamarindo. Aporta un color marrón y un toque ácido. Si no la encuentra, en sustitución, diluya un poco de melaza con jugo de lima.

Ingredientes (4 personas)

2 cucharadas de pulpa de tamarindo
4 ajíes rojos tailandeses, picados finos
2 dientes de ajo machacados
1 trozo de jengibre tailandés, pelado y picado muy fino
4 cucharadas de salsa de pescado
2 cucharadas de azúcar de palma
8 hojas de lima troceadas
1,2 litros de caldo de pollo
350 g de pechuga de pollo deshuesada
100 g de zanahorias en rodajitas finas
350 g de batata cortadas en dados
100 g de mazorquitas de maíz partidas por la mitad a lo largo
3 cucharadas de cilantro fresco, picado grueso
100 g de tomates cereza partidos por la mitad
150 g de fideos planos de arroz
Cilantro fresco picado para adornar.

Preparación

Ponga la pulpa de tamarindo, los ajíes, el jengibre, la salsa de pescado, el azúcar, las hojas de lima y el caldo de pollo en un wok grande; caliéntelo y llévelo a ebullición, sin dejar de remover. Reduzca la temperatura y cuézalo durante 5 minutos.
Con un cuchillo afilado, corte el pollo en lonjas finas. Incorpórelo al wok y cueza otros 5 minutos, removiendo bien.
Baje la temperatura, añada la zanahoria, la batata, las mazorquitas de maíz y cuézalo a fuego lento, sin cubrir, durante 5 minutos o hasta que las verduras estén tiernas y el pollo totalmente cocido.
Agregue el cilantro, los tomates y los fideos, cueza la sopa a fuego suave otros 5 minutos o hasta que los fideos estén al punto. Adórnelas y sírvala caliente.

También le puede interesar: Edgar León: El chef que colocó a Ecuador en el mapa gastronómico mundial