Salsa rouille

La salsa rouille es típica de la región conocida como Provenza francesa, tradicionalmente se utiliza para servir junto al pan al preparar la sopa de pescado, pero esta salsa picante se usa también para muchas otras recetas. Su nombre viene de su color anaranjado, rouille significa óxido en francés.

En Francia, muchos platos se acompañan con salsas condimentadas. Por eso existe una gran variedad de recetas que le dan un toque interesante a ingredientes básicos.  A continuación presentamos una alternativa francesa con un exquisito sabor.

Salsa rouille casera

Ingredientes

  • 5 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan blanco sin corteza
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 10 ml de vinagre
  • 2 yemas de huevo
  • 10 ml de agua
  • Azafrán
  • Sal al gusto
  • Chile picante, opcional

 

Preparación

  • Calentar el agua y el azafrán en una olla a fuego medio-fuerte, con lo que obtendremos un líquido amarillento. Cortar el pan en cuadraditos, y verter el agua por encima para que queden bien remojados.
  • Meter el pan en el vaso de la batidora, junto a los ajos picados, las yemas de huevo y el chile, y batir bien. Separar las yemas de los huevos. Batir a velocidad lenta, agregar el aceite de oliva poco a poco a modo de hilo fino, para que vaya espesando la salsa hasta obtener el punto deseado. Añadir sal al gusto hasta obtener la textura deseada, guardar en la nevera hasta su uso. Disfrute.

También te puede interesar: Mojo picón, exquisita salsa típica canaria

Comments

comments