El chutney es la mezcla de especies dulces y picantes, el acompañamiento popular originario en la India.

Este chutney de calabacín es una delicia que podrás servir a tus comensales más exigentes, muy aromatizado y con un final picante encantador.

Según la cantidad de guindilla que le incorpores, este chutney será tan picante como lo desees.

Una receta de fácil preparación que presentamos a continuación:

Ingredientes

  • 700 gramos de calabacín
  • 1 cebolla
  • 200 gramos de vinagre de cava
  • 100 gramos de vinagre de vino
  • 4 clavos de olor
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharada de jengibre
  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharada de mostaza molida
  • 1 guinda
  • 1 cucharada de sal
  • 180 gramos de azúcar morena

Preparación

  • Lave los calabacines, despúntelos y córtelos en cuadros, pele la cebolla y córtela en juliana.
  • Vierte en una paila amplia los vinagres y encienda el fuego, agregue todas las especias, los calabacines, la cebolla y el azúcar moreno, mezcle bien y lleve hasta el hervor.
  • Cuando empiece a hervir, reduzca el fuego medio y cocine durante 40 ó 50 minutos, mezclando para evitar que se pegue, especialmente cuando se esté caramelizando. Después puedes triturar el chutney para que sea más fino al paladar.
  • Deje enfriar antes de introducirlo en un envase para servir. Disfrute.

Comments

comments