Newsletter

Síguenos

Salmón glaseado con jengibre y limón

El salmón es un pescado azul, de mar y agua dulce, que nunca lo dejará mal parado, por su sabor y textura. Aparte de ser bastante nutritivo.

Esta preparación es al horno, donde el salmón es potenciado con un glaseado de jengibre y limón, que lo hará más rico y aromático. 

Al final, es una comida bastante sencilla de hacer y, sobre todo, saludable, ya sea para el almuerzo o la cena, con un sabor que satisface.

4 porciones 30 minutos

Ingredientes

  • 4 filetes de salmón, cortados a un grosor de 1 pulg (2,5 cm)
  • 1 cucharada de jengibre, pelado y rallado
  • 1 ½ cucharadas de salsa de soya de bajo sodio
  • 2 dientes de ajo, machacados
  • 1 ½ cucharadita de aceite de ajonjolí
  • 1 cucharada de escamitas de ají picante
  • 2 cucharaditas de jugo de limón fresco
  • 1 cucharadita de azúcar morena
  • 1 limón, cortado de rodajitas

Preparación

  1. Distribuya los filetes de salmón en un molde de hornear poco hondo.
  2. En un tazón pequeño, bata todo el resto de los ingredientes menos el limón.
  3. Póngale la salsa de marinar al salmón; déle vuelta para cubrir los lados con el líquido
  4. Cubra con papel plástico y refrigere por 1 hora
  5. Caliente el asador del horno.
  6. Saque el salmón de la salsa de marinar y póngalo en una parrilla de alambre sobre un molde de asar. Reserve la salsa de marinar.
  7. Aselo en la parrilla media del horno por 8-10 minutos, báñelo frecuentemente con salsa de marinar. Está cocido cuando los huesos salen limpios.
  8. Introduzca el salmón en una fuente de servir y adórnelo con rodajitas de limón y lo puede servir con mantequilla.

También le puede interesar: La sardina en aceite se vuelve más sabrosa con el tiempo

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram