sal saborizada
50099932 - sea salt scented herb rosemary on black stone background, vintage style

La sal es el condimento más usado en la cocina, en cualquiera de sus presentaciones, gruesa o de mesa. La sal gruesa permite añadirle sabores para hacer sus platos más gustosos. Especialmente carnes, pescados y ensaladas. Para hacer sal saborizada en su propia casa, solo basta elegir unas especias, hierbas secas como romero, orégano, albahaca, mezclar y dejar reposar. Sigue estas recetas y dale un gusto diferente a tus comidas.

Sal saborizada cítrica

Ingredientes

1/2 taza de sal gruesa

1 cucharada de ralladura de limón

1 cucharada de ralladura de naranja ligeramente comprimido

Preparación

Combine todos los ingredientes en un tazón mediano y frote la sal y las ralladuras entre los dedos para distribuir los aceites de la fruta cítrica. Extienda la mezcla en una capa fina y uniforme en un plato y deje secar sin cubrir a temperatura ambiente durante la noche. Conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente hasta por 2 meses.

 

Sal bloody Mary

Ingredientes

20 g de tomates secados al sol

1/4 cucharadita de salsa Tabasco

1/4 cucharadita de salsa inglesa

1/2 cucharadita de semillas de apio (u otra especia de su preferencia)

1/2 taza de sal gruesa

Preparación

Calentar el horno a 120°C.  Cortar los tomates en tiras muy finas y colocarlo en un recipiente, rociar con el Tabasco, la salsa inglesa y mezclar con las manos.

Coloque los tomates en una bandeja para hornear, esparcir dejando al menos un espacio de 1 cm entre las rebanadas. Hornee hasta que se oscurezcan en color y la superficie esté seca al tacto, aproximadamente 30 minutos. Deje enfriar luego.

Triture los tomates hasta que quede en polvo no tan fino. Coloque en un recipiente junto a la sal gruesa y mueva para combinarlos bien. Conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente hasta por 2 meses.

Comments

comments