Newsletter

Síguenos

Remolachas maceradas, una opción rica y sencilla

La remolacha es una hortaliza que se consigue todo el año. Es muy nutritiva, rica en vitaminas B y C. Es ideal para ensaladas, sopas y para preparar aperitivos. Por ejemplo, unas remolachas maceradas, puede ser una opción distinta, vistosa y rica, para acompañar con pan o galletas.

Sea en una merienda o en un encuentro informal, esta receta de remolachas maceradas, seguro, sorprenderá a los presentes. Es muy sencilla y fácil de hacer. Y lo mejor de todo, una vez lista, la puede guardar en frascos en la nevera, y así ahorra tiempo.

8 comensales 20 minutos

Ingredientes

  • tazas de vinagre de vino blanco
  • 1 taza de agua
  • ½ taza de azúcar
  • 2 cucharadas de ramitos de eneldo
  • 1 cucharada de semillas de cilantro
  • 2 dientes de ajo machacado
  • 2 cucharadas de tiras de piel de naranja

Preparación

  1. Cocine las remolachas en una olla con agua hirviendo unos seis minutos o hasta que estén tiernas. Después escúrralas y quíteles la piel. Si prefiere la puede rallar.
  2. Eche el vinagre, el agua, el ajo machacado, las semillas de cilantro, y las tiras de piel de naranja en una olla y lleve la mezcla a ebullición. Luego, reitre del fuego e incorpore la remolacha y el eneldo. Deje enfriar.
  3. Guarde las remolachas y el adobo en frascos esterilizados en la nevera.

También le puede interesar: Coliflor, una hortaliza a la que no hay que tenerle “miedo”

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram