Torta de red velvet con cheesecake

Dos postres que enamoran a muchos. En ocasiones, es muy complicado decidirse por un solo bocado para alejar los antojos. Sin embargo, existen opciones para combinar dos preparaciones en una sola creación y satisfacer a todos. Una buena muestra es esta rica torta de red velvet.

El rojo bizcocho se rellena con una excelente mezcla de cheesecake. Todo se corona con una deliciosa cobertura que incluye trozos de chocolate blanco. No hay excusas para no gozar juntos a la hora del dulce.

Torta de red velvet con cheesecake

Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 1 taza de mantequilla (125 gramos)
  • 1/2 taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 taza de Leche
  • 1/4 de taza de cacao
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 1/4 tazas de harina
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • Suficiente de colorante rojo
  • 2 barras de queso crema 190 g c/u
  • 1/2 taza de azúcar glass
  • 1 taza de crema para batir
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 2 sobres de gelatina sin sabor (7 g c/u) previamente hidratada y fundida

Para la cobertura:

  • 3 paquetes de queso crema (190 g c/u)
  • 3/4 de taza de crema para batir
  • 1/2 taza de azúcar glass
  • Al gusto de chocolate blanco en virutas, para decorar

Preparación

  • Precalentar el horno a 180 °C (356 °F).
  • Batir la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema. Agregar uno a uno los huevos, además de la esencia de vainilla, la leche entera, la harina, el cacao, el polvo para hornear, la sal, el vinagre blanco y el colorante vegetal rojo. Mezclar hasta integrar.
  • Verter sobre dos moldes previamente enharinados y engrasados, hornear por 25 minutos. Retirar, dejar enfriar y cortar la parte de arriba de los bizcochos para emparejar, si es necesario. Desmoronar el recorte y reservar para decorar.
  • Para el cheesecake, batir el queso crema con el azúcar glass, la crema para batir, la esencia de vainilla y la gelatina en forma de hilo.
  • Sobre un bizcocho de pastel, verter el cheesecake y emparejar con ayuda de una espátula. Colocar la otra base de bizcocho encima y refrigerar por 2 horas o hasta que cuaje.
  • Para la cobertura, mezclar el queso crema con la crema para batir y el azúcar glass.
  • Cubrir el pastel con la mezcla y decorar alrededor con las migajas de bizcocho y encima con virutas de chocolate blanco.

 También le puede interesar:  Galletas de mantequilla de maní y chocolate, ¡sin harina!

 

Comments

comments