Tiramisú

Este tiramisú rompe completamente con el esquema tradicional de mojar los bizcochos en café, este posee un sabor más frutal y fresco, que solo puede ofrecer las fresas. Su deliciosa y cremosa textura es perfecta para degustar un día algo caluroso, por ser una preparación que se conserva en el frío. A todos les encartará este postre y de seguro que pedirán una porción demás. 

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1 taza azúcar
  • 1/2 taza de miel de abeja
  • 340 gramos de queso mascarpone
  • 2/3 taza crema de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 ½ paquete de bizcochos
  • 1 kilo de fresas cortadas por la mitad

Preparación del tiramisú :

  • Colocar el agua, el azúcar y la miel en una cacerola pequeña, cocinar a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva. Retirar del fuego y dejar de lado. Dejar que la miel se enfríe por completo, aproximadamente 1 hora.
  • En un tazón grande, batir juntos mascarpone y el azúcar hasta que esté suave y esponjoso. En otro recipiente batir la crema de leche y la vainilla hasta que se formen picos medianos.
  • Verter la miel jarabe simple en un plato y poca profundidad de inmersión bizcochos, dándoles vuelta una vez para recubrir durante unos segundos para que puedan absorber algo del líquido.
  • Colocar la mitad de la mezcla de mascarpone y alisar la superficie con una espátula o con el dorso de una cuchara. Poner una capa de fresas en rodajas sobre la mezcla de mascarpone, reservando el resto de las fresas de la parte superior.
  • Repetir el paso hasta llegar al tope del molde. La primera capa y la parte superior con la mezcla de mascarpone restante y alisar la parte superior.
  • Con las fresas restantes, colocarlas alrededor del plato hasta que haya un patrón como una flor. Refrigerar durante 4 a 6 horas y hasta 1 día.

Vía: www.spoonforkbacon.com

Comments

comments