Newsletter

Síguenos

Tarta de queso vasca: deleite que se hace internacional

Muchas son las preparaciones españolas que gozan de fama fuera de sus fronteras. Una que cada vez gana más popularidad es la tarta de queso vasca, reconocida por el diario The New York Times como una de las tendencias culinarias de 2021.

Es conocida también como tarta de queso de la viña, en honor al bar que se dio a conocer gracias a su deliciosa receta de este tradicional postre: La Viña, en San Sebastián. El local, abierto desde 1959, encantó a propios y extraños cuando comenzara a ofrecer su preparación en la década de 1990. Desde entonces, se volvió un clásico en todo el territorio español y, más recientemente, ha dicho presente en varios países.

Gracias a su excelencia, la tarta de queso vasca fue incluida por la periodista Kim Severson en la lista de tendencias gastronómicas del reconocido periódico neoyorquino. Incluso, llegó a nombrarla como “sabor del año”.

“Esta tarta de queso sin corteza, se hace en un horno muy caliente para que la parte superior se caramelice pero el interior se mantenga suave y ondulante”, indica Severson. Asimismo, añade que el postre es cada vez más común en restaurantes estadounidenses e incluso en otros destinos más lejanos como Singapur.

Tarta de queso vasca

Ingredientes

  • 570 gramos de queso crema
  • 4 huevos
  • 230 gramos de azúcar
  • 280 ml de nata líquida (mínimo 35% de grasa)
  • 30 gramos de harina de trigo
  • 1 pizca de sal

Preparación

  • Forrar un molde de 18-20 cm de paredes altas y base desmoldable con papel sulfurizado ligeramente humedecido, dejando que este sobresalga por los laterales.
  • Precalentar el horno a 210 ºC (410 °F), con calor arriba y abajo.
  • Mezclar el queso crema, el azúcar y los huevos en un bol, removiendo hasta homogeneizar. Conviene que estén todos los ingredientes a temperatura ambiente, especialmente el queso, para que sea más fácil la tarea.
  • Añadir la harina y remover de nuevo hasta integrar. Adicionar la nata y batir bien para obtener una masa homogénea y rellenar el molde.
  • Cocinar en la parte inferior del horno durante 40 minutos.
  • Apagar el horno y dejar que la tarta enfríe y repose en su interior, con la puerta entreabierta, durante 4 o 5 horas antes de servir.
  • Pasado el tiempo, retirar y desmoldar. Servir y disfrutar.

También le puede interesar: La auténtica crema catalana, una tradición culinaria

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram