El suflé, un postre que no puede esperar…

Los postres calientes o templados son muy apreciados en momentos de frío. Por lo general, requieren de alguna preparación previa y deben cocinarse en el último momento, durante la comida o al final de ésta. No obstante, si consigue controlar la situación, no le será difícil elaborar algunas de estas delicias con éxito.

El suflé es uno de ellos (aunque hay también salados). Es un postre que no es tan complicado de hacer, pero debe tener cuidado y seguir al pie de la letra sus pasos para que salga airoso. Estamos ante un dulce delicado, ligero, esponjoso y tentador.

Ahora bien, este postre francés puede ser el broche de oro de una comida, porque al final los suflés no se comen, simplemente se degustan, se disfrutan. Los puede acompañar con culis, salsas ligeras o un helado.

Eso sí, tenga presente siempre estas tres reglas fundamentales para la elaboración de un suflé: tener la voluntad de logarlo, organizarse bien y servirlo inmediatamente, ya que, hay un dicho que reza: “Hay que esperar al suflé, porque el suflé no puede esperar…”.

De chocolate

Existen varios tipos de suflés, aunque este de chocolate es muy fácil de hacer. La receta es para 4 personas y su preparación en sí le llevará unos 25 minutos, adicional a otros 7 u 8 de cocción. Recuerde tener antes de su elaboración los moldes de suflé.

Ingredientes

  • 30 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar, más 30 g adicionales para los moldes
  • 300 g de crema pastelera. Sepa cómo hacerla haciendo clic aquí
  • 65 g de cacao amargo en polvo, tamizado
  • 8 claras de huevo
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Preparación de los moldes

  • Con un pincel de repostería, unte los moldes con los 30 g de mantequilla y espolvoréelos con los 30 g de azúcar, haciéndolos girar para que quede perfectamente distribuido.
  • Precaliente el horno a 190°C e introduzca en él una bandeja de hornear.

Preparación de la mezcla

  • Eche la crema pastelera en un cuenco amplio y caliéntela en el microondas o a baño de María a fuego medio. Una vez caliente la crema, añada el cacao y mezcle con un batidor de varillas.
  • Con un batidor eléctrico o de mano, bata las claras hasta que estén a medio montar. Agregue los 150 g de azúcar y siga batiendo. Incorpore un tercio de las claras montadas a la crema pastelera de chocolate y mezcle con un batidor de varillas. Incorpore las claras restantes y mezcle suavemente con una espátula.
  • Vierta en los moldes y alise la superficie con la espátula. Con la punta de un cuchillo, despegue la mezcla del borde interior de cada uno de los moldes.
  • Coloque los moldes sobre una bandeja caliente y cueza durante 7 a 8 minutos.

Presentación

  • Una vez estén listos los suflés, sáquelos del horno y espolvoréelos con un poco de azúcar glas. Ponga cada uno sobre un plato con una blonda de papel y sirva inmediatamente. Si así lo prefiere, los puede acompañar con helado de mantecado o con crema montada.

También le puede interesar: Siete maneras de preparar el chocolate de taza