Newsletter

Síguenos

Sfogliatelle, un clásico de la cocina napolitana

Quienes disfruten de un postre crujiente y dulce no podrán resistirse a esta sfogliatelle. Aunque es oriunda de la región de Nápoles, se ha popularizado y es preparada por toda Italia. La diferencia entre la sfogliatelle napolitana y la que se prepara en el resto de Italia está en la masa. En Nápoles se prepara con una masa muy similar a la masa de hojaldre, mientras que en el resto del país se emplea la masa frola. Este crujiente postre es exquisito. Aunque no los vamos a engañar, lleva mucho tiempo, dedicación y ciertas técnicas para obtener un resultado opción; sin embargo, su sabor bien merece el esfuerzo. Una opción para acelerar el trabajo es comprar la masa de hojaldre ya lista y solo pasamos a preparar el relleno, armar, cocinar y emplatar.

Receta sfogliatelle napolitana

Ingredientes Para la masa 600 gramos de harina de trigo 2 cucharaditas de sal fina ½ cucharada de azúcar 2 cucharadas margarina sin sal ¾ taza de agua Para el relleno 1 taza de agua 200 gramos de ricota fresca 150 gramos de sémola Canela al gusto ½ taza de azúcar impalpable Crema pastelera, cerca de una taza

Preparación

Para la masa Cernir la harina junto con la sal. Poner en un tazón y agregarle el azúcar y la mitad de la margarina.  Mezclar todo hasta obtener  una textura consistente, de modo que no se deforme. A ésta, le añadimos el agua y mezclamos. Si es necesario podemos incorporar unas cucharadas adicionales de agua. Amasamos todo enérgicamente por espacio de diez minutos. Luego, se forma un bollo y la colocamos en un recipiente tapado para repose por una hora; también podemos envolverla en papel film para que repose. Es importante que esté en un lugar fresco y evitar temperaturas muy calientes o frías. Pasado el tiempo, enharinamos una superficie y un rodillo y procedemos a estirar la masa. Lo ideal es que quede de unos tres milímetros de grosor. En caso de disponer de la máquina para hacer pasta puede utilizarla y facilitar el proceso de estirado. Una vez estirada, se corta en forma de rectángulo emparejando los bordes. Una medida aproximada puede ser 52x70cm.  Luego de divide el rectángulo en 4 tiras. Cada trozo de masa la untaremos con la margarina restante. Dejando los bordes libres de materia grasa. Luego, se toma la tira y se arrolla por la parte que no lleva materia grasa. Se continúa así hasta el final pero sin apretarla. Una vez enrollada, se deja aparte y se unta con manteca de cerdo la tira siguiente de masa. Ésta se une al primer rollo con el procedimiento anterior y así se sigue hasta superponer todas las tiras; debe lograrse un cilindro que tenga 7 u 8 centímetros de diámetro. Se coloca en la nevera por 24 horas cubierta por papel film. Esas horas permitirá a la masa tomar una temperatura fría y pareja.
Para el relleno
Poner en una cacerola el agua y una pizca de sal. Cuando rompe hervor se vierte la sémola poco a poco y moviendo constantemente con un batidor. Dejamos cocinar por unos cinco minutos, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Una vez a temperatura ambiente, añadimos el queso ricota, el azúcar, la crema pastelera y canela a gusto. Mezclamos bien y reservamos en la nevera hasta el momento de emplatar.
Para el armado
Se retira la masa de la heladera y se van cortando rodajas de un centímetro con la masa bien fría. Al cortarla se ven claramente todas las capas formadas. Poco a poco estiramos la masa con nuestros dedos, específicamente los bordes, el centro no debemos estirarlo. Cuando la masa esté delgada en los bordes damos vuelta y repetimos el procedimiento por el otro lado. Cuando ya esté estirada, formamos una especie de bolsa con cónica con la masa; allí será donde dispongamos nuestro relleno. Cuando tengamos todas las bolsas listas procedemos a rellenarlas. Y las colocamos en una bandeja para hornear cubierta con papel encerado. Horneamos a 180º aproximadamente 20 o 25 minutos.  Una vez listas, se dejan enfriar un poco los sfogliatelle y se espolvorean con azúcar impalpable. Sí deseas darle un toque distinto, puedes pintar una de las puntas con ganache de chocolate.

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram