Sorbete de piña

Un buen postre nunca está de más. Satisfacer los antojos es una necesidad que debe ser saciada. Un helado o un sorbete es una opción perfecta para cumplir el deber con el dulce.

La diferencia principal entre estas dos preparaciones es que el sorbete no posee entre sus ingredientes elementos grasos. De tal manera que su textura resulta menos firme, más líquida y menos cremosa que el helado.

En esta ocasión un fácil y sencillo sorbete de una excelente fruta, como lo es la piña. Todo acompañado de una sabrosa nata para añadir un toque especial y cremoso.

La piña es un fruto que posee grandes beneficios. Contiene minerales como el hierro, el magnesio, el yodo, el zinc o el manganeso. Además, es rica en vitaminas A, del grupo B y C, sumado a que 85% es agua. A disfrutar con su excelente sabor para ahuyentar los fantasmas del antojo.

Sorbete de piña

Ingredientes

  • 1 piña
  • 1 limón
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 100 mililitros de nata montada

Preparación

  • Pelar y cortar la piña en cubos pequeños. Poner los trozos en un recipiente.
  • Añadir las tres cucharadas de azúcar y el jugo del limón y tapar el recipiente. Introducir al congelador por al menos dos horas.
  • Retirar del refrigerador y procesar los ingredientes asegurando que se integren bien.
  • Servir en copas y añadir por encima de cada una la nata.

También le puede interesar:  Divertidos y aterradores merengues de fantasma

 

Comments

comments