Helado de naranja, casero y refrescante

Helado de naranja

Preparar helado en casa es bastante sencillo. Quizás lo único tedioso, en caso de no poseer una máquina heladera, es que debe esperar más tiempo para lograr el resultado final. Este helado de naranja termina siendo una buena opción. Es cítrico y refrescante, con una textura cremosa y sustanciosa. Además, puede comerlo solo o acompañarlo con unas galletas dulces.

Helado de naranja

Ingredientes (4-6 personas)

  • 3 naranjas grandes, lavadas
  • 85 ml de leche semidescremada
  • 85 ml de crema de leche líquida
  • 125 g de azúcar
  • 4 yemas de huevo grandes
  • 450 ml de crema batida
  • 1/8 de cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

  • Pele cuidadosamente 2 de las naranjas y reserve algunas tiras de la corteza para decorar. Ralle luego finamente la corteza de la tercera. Exprima las naranjas, obtendrá más o menos unos 125 ml de jugo. Resérvelo.
  • Vierta la leche y la crema de leche líquida en una olla con la ralladura de la naranja. Lleve la mezcla a ebullición y retire después del fuego. Déjela reposar unos 30 minutos.
  • Escoja un recipiente que queda en la olla, pero que no toque el fondo. Eche el azúcar y las yemas en el recipiente, y bátalas hasta que se forme una crema espesa.
  • Ponga la mezcla de la leche a fuego y luego llévela a ebullición a fuego lento. Vierta la leche en las yemas y mézclelo bien. Añada un poco de agua en la olla y llévela a ebullición a fuego medio. Reduzca el fuego. Ponga el recipiente en la olla y remueva su contenido 20 minutos, hasta que se forme una natilla que se adhiera a la cuchara. El agua no debe tocar el fondo del recipiente porque el huevo podría solidificarse.
  • Vierta la mezcla en un recipiente limpio. Incorpore la ralladura de naranja, sin dejar de remover y resérvelo.
  • Incorpore luego el jugo de limón, la crema batida y la esencia de vainilla, y remuévalo. Pase la mezcla a un envase resistente al frío (salvo que tenga máquina heladera) y congélela durante 2 horas o hasta que empiece a espesarse y se cuaje por los bordes. Póngala entonces en un cuenco y bátala  y repita el procedimiento dos veces.
  • Sáquela del congelador y deje que se ablande unos 15 minutos antes de servir. Puede decorar el helado con las tiras de la corteza de naranja.

También le puede interesar: Pudín de verano, un clásico británico