helado de yogur con fresas

Si es amante del helado, este de yogur con fresas (se puede sustituir por otra fruta) le encantará. Es una opción casera y superfácil, que solo le quitará 15 minutos su preparación, adicional al tiempo de enfriado en el congelador. Una receta sencilla, con muy pocos ingredientes y que el resultado final es riquísimo.

Cómo preparar helado de yogur con fresas

Ingredientes (para seis raciones)

  • 400 g de fresas (bien lavadas)
  • 2 cucharaditas de gelatina sin sabor
  • 200 g de yogur natural descremado
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 claras de huevo

Preparación

  • Batir bien las fresas. Mezcle la gelatina con el jugo de naranja en una taza y póngala en un cuenco con agua caliente y remueva hasta que se disuelva la gelatina.
  • Ponga la miel y el yogur en un cuenco, incorpore la mezcla de gelatina y remueva.
  • Bata las claras a punto de nieve; añada el azúcar gradualmente y continúe batiendo hasta que la clara estés espesa y brillante. Incorpore suavemente el yogur y las fresas batidas.
  • Vierta la mezcla en un molde y métala en el congelador hasta que se endurezca por los bordes. Sáquela y pásela a un cuenco grande. Bata con la batidora de varillas hasta que quede cremosa.
  • Vuelva a meterla en el congelador y déjela toda la noche o hasta que se endurezca. Saque el helado y déjelo en la nevera una hora antes de servir para que se ablande.
  • Sirva con fresas frescas u otra fruta roja.

También le puede interesar: Los champiñones al ajillo nunca lo dejarán mal

Comments

comments