Mantequilla de maní

La mantequilla de maní es uno de los aliados perfectos para las meriendas de los amantes de los sabores diferentes. Esta cremosa pasta de cacahuate es la opción ideal para combinar con sabores dulces como la mermelada en un tostado sándwich.
En ocasiones, este producto a base de maníes es difícil de conseguir en algunos lugares o puede ser sumamente costoso. Pero existe la posibilidad de realizarla en la tranquilidad del hogar. Una muestra diferente a la comercial pero destinada a satisfacer antojos.

Mantequilla de maní casera

Mantequilla de maní
Ingredientes
• 300 gramos de maní
• Media cucharada de azúcar
• 1 cucharada de aceite de girasol, aceite vegetal o mantequilla
• 1 pizca de sal
• 1 cucharada de miel
Preparación
• Pelar y limpiar bien los maníes.
• En una bandeja untada con el aceite o mantequilla, disponer los maníes de manera que no queden amontonados, sino que abarquen toda la superficie. Llevar al horno a 180 °C durante 10 minutos, hasta que doren.
• Verter los maníes en la licuadora y triturar hasta volver polvo.
• Mezclar el maní con el aceite o mantequilla hasta obtener una muestra cremosa y homogénea.
• Añadir azúcar, sal y miel al gusto y mezclar bien.
• Colocar la mezcla en un recipiente hermético de vidrio y refrigerar
Esta presentación casera será mucho menos cremosa que la normalmente comercializada.

También le puede interesar: Mousse de chocolate con sifón

Con información de MejorConSalud

Comments

comments