Hacer compota es sencillo y el resultado muy sabroso

compota

No hay dudas de que la compota funciona muy bien como un postre sabroso y muy sencillo de hacer. De hecho, es un clásico en algunos países europeos, como Alemania y Francia.

La de manzana es por lo general la más típica y tradicional. A simple vista parece un puré, que puede servirse a temperatura ambiente, tibia, fría o emplearla como guarnición en un plato salado.

Sin embargo, puede ir más allá y probar con otros sabores. Al final, la compota es de fácil preparación y se hace con frutas que se cuecen enteras o troceadas en agua con azúcar. Eso sí, no se conserva en buen estado durante  tanto tiempo, como ocurre con la mermelada.

Cuado está en plena cocción se puede aromatizar con vanilla, canela o cáscara de cítricos. También se pueden mezclar varias frutas y servirla como postre, con crema batida, coco rallado y cualquier otra opción, según su gusto.

En caso de que se desee utilizarla para decorar una torta o tartaletas, por ejemplo, debe quedar espesa.

Compota de mango a la naranja

compota
Foto vía: Ardo

Esta receta que compartimos a continuación es muy fácil, rinde para cuatro porciones y su preparación y cocción llevará a lo sumo 30 minutos.  

Ingredientes

  • 2 mangos grandes que estén maduros
  • 2 naranjas
  • 2 cucharadas de ron
  • Canela molida
  • 1 vaina de vainilla

Preparación

  • Pele los mangos, quíteles la semilla y corte la pulpa en dados.
  • Lave las naranjas y obtenga un par de cáscaras largas. Exprímalas y eche su jugo en un recipiente.
  • Añada el ron y la vaina de vainilla partida en dos. Llévelo a ebullición. Agregue los trozos de mango y deje que cuezan durante 7 u 8 minutos, removiendo continuamente.
  • Ponga el contenido de la olla en una fuente para servir. Saque la vainilla y las cáscaras de naranja. Espolvoree ligeramente con canela. Deje reposar y luego llevar a la nevera hasta el momento de servir.

También le puede interesar: Cómo quitarle el amargor a la berenjena