Newsletter

Síguenos

Galletas de limón con sello siciliano

Las galletas de limón son delicadas, tiernas en su interior y con ese sabor cítrico rico. Su origen es británico. Hay quienes las comen solas, o acompañadas con té o café. Por ejemplo, en la ciudad italiana de Nápoles es muy común con un tradicional espresso.

Existen muchas variaciones de este tipo de galleta, incluso con nombres diferentes. Incluso, no solo dulces, sino también hay saladas: hay quienes le agregan pimienta negra o cebolla.

Esta receta de galleta de limón es una versión siciliana, la cual rinde para tres docenas.

Cómo hacerlas

Para la masa

  • 3 ½ tazas de harina blanca
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 ½ cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 ½ cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 6 cucharadas de azúcar
  • Ralladura de 1 limón
  • 6 cucharadas de mantequilla reblandecida
  • 1 taza de leche
  • 2 huevos grandes
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Jugo de 1 limón

Preparación

Para la masa

  • Precaliente el horno a 180°C.
  • Mezcle la harina, la sal, la levadura en polvo, el bicarbonato de sodio, el azúcar y la ralladura de limón en un cuenco. Forme un hueco en el centro y añada la mantequilla, la leche, los huevos, la vainilla y el jugo de limón. Bata con una cuchara de madera, o durante menos de 1 minuto con una batidora, hasta que todos los ingredientes se mezclen y obtenga una masa pegajosa.
  • Extienda la masa, de cucharada en cucharada, en bandas de 25 cm de largo. Córtelas por la mitad, disponga las mitades una al lado de la otra y entrelácelas para formar una rosca. Moldee las roscas en formas de aro. Otra opción es hacerlas en forma de bolitas.
  • Colóquelas en bandejas con papel parafinado o engrasado. Hornéelas durante 15 minutos o hasta que estén ligeramente doradas las galletas, retírelas del horno y déjelas enfriar en las mismas bandejas.

Opcional

Para el glaseado

  • 2 tazas de azúcar en polvo
  • Ralladura de ½ limón
  • El jugo de ½ limón
  • 2 cucharadas de leche

Para el glaseado

  • Bata los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Bañe la parte superior de cada galleta en el glaseado y extiéndalo de manera uniforme con el dedo. Deje secar el glaseado a temperatura ambiente.
  • Puede conservar las galletas en un recipiente hermético durante máximo dos semanas.

También le puede interesar: Por qué deberíamos consumir cebolla

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram