¿Quién dijo que dentro de las murallas del palacio de Buckingham sus propios gobernantes no cocinan? Aunque este no sea un hábito frecuente entre la reina Isabel II, Guillermo o Harry de Gales, este no es impedimento para que de vez en cuento pongan manos a la obra. Aunque ninguno de estos personajes anteriormente mencionados son los protagonistas de la preparación de ningún plato, Kate Middlenton (Duquesa de Cambridge) no tiene miedo a picar unas cuantas cebollitas para deleitar el paladar de la reina madre.

El cumpleaños de la reina Isabel II  fue la ocasión perfecta para que la Duquesa se colocara su mejor delantal y dejar así mostrar sus mejores dotes culinarios al prepararle un chutney. Un presente bastante sencillo, pero que demostró e hizo connotación sobre las habilidades de Kate en la cocina. 

Aunque no se tiene la certeza la opinión de la reina sobre su sabor, si se pudo conocer que la soberana optó por tenerlo en su mesa familiar para que así todos pudieran degustarlo. Pero lo que muchos se preguntaban es de donde obtuvo la receta para hacer este delicioso presente, para sorpresa de muchos la familia de Kate posee una reliquia de innumerables preparaciones del mismo puño y letra de su abuela. 

El chutney

Para disfrute de muchos este secreto familiar fue revelado por su hermana menor Pipa Middlenton en un libro culinario llamado Celebrate. Dentro de estas páginas se pueden encontrar todos los secretos para cocina, tanto para una fiesta como una reunión. Sin duda alguna este plato fue elaborado por miles de blogger británicos, si aún quieres comer como la realeza aquí te dejamos la receta.

Ingredientes:

• 2 kilos de calabacín, cortados en dados pequeños

• 4 cebollas medianas peladas y picadas

• 3 manzanas picadas en daditos

• 250 gramos de uvas pasas

250 gramos de dátiles picados

1/2 litro de vinagre de Malta

1 cucharadita de sal

2 cucharaditas de jengibre en polvo

2 cucharaditas de especias

Preparación del chutney:

•  Colocar todos los ingredientes en una olla o cacerola grande de acero inoxidable y cocinarlos juntos a fuego medio hasta que entre en ebullición. Cuando hierva, reducimos a fuego lento durante 1 o 2 horas, según veamos cómo se ablandan y mezclan los ingredientes, y terminamos cuando quede una mezcla espesa.

• Retiramos del fuego y colocamos todo sobre un paño limpio, exprimiendo el líquido. Con un embudo, ponemos la mezcla en botes que podamos almacenar en la nevera. Si queremos conservar el chutney durante más tiempo, lo pasaremos por el baño María.
S.M

Comments

comments