Newsletter

Síguenos

Donas con mermelada ¡para satisfacer antojos!

Redondas preparaciones de dulzor, las donas son de los postres más famosos en el mundo, ideales para satisfacer antojos en horas de la tarde. Su variedad de sabores y rellenos las hacen perfectas para llenar nuestras horas de merienda con buen sabor. Son increíblemente fáciles de hacer en la tranquilidad del hogar. Prepararlas, junto a los más pequeños de la casa, será una experiencia divertida para disfrutarlas sumamente frescas. En esta ocasión, rellenas de la mermelada de su preferencia y cubiertas con azúcar.

Donas rellenas de mermelada

Ingredientes

  • 150 mililitros de leche
  • 75 gramos de mantequilla o margarina sin sal
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharaditas de levadura seca
  • 75 gramos de azúcar glass
  • 2 huevos batidos
  • 425 gramos de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 litro de aceite
  • Azúcar glass para espolvorear
  • 250 gramos de mermelada del sabor de su preferencia
Preparación
  • Calentar la leche, la mantequilla y la vainilla hasta derretir la mantequilla. Reservar y esperar a que entibie.
  • Incorporar la levadura y una cucharada de azúcar. Cubrir por 10 minutos. Añadir los huevos.
  • Tamizar la harina y sal en un bol grande. Agregar el azúcar restante.
  • Hacer un hueco en la harina y añadir la mezcla de leche. Formar una masa espesa.
  • Sobre una superficie enharinada, amasar por 10 minutos hasta que la masa esté suave y flexible. Dejarla dos horas en un bol aceitado, cubierto con plástico, hasta que doble su tamaño.
  • Sobre la superficie enharinada, golpear la masa y dividirla en 12 trozos iguales. Formar bolas con la palma de las manos y disponerlas separadas. Tapar con plástico y con un paño. Dejar crecer por dos horas, hasta que doblen su tamaño.
  • Sumergir las donas en 10 centímetros de aceite caliente, con el lado redondo hacia abajo. Darles vuelta luego de un minuto.
  • Retirar cuando estén doradas por todos los lados. Apagar el fuego.
  • Escurrir sobre un papel de cocina, luego, aún calientes, rodarlas por azúcar. Dejar enfriar.
  • Verter la mermelada dentro de una manga pastelera. Perforar la dona e insertar la boquilla.
  • Inyectar un chorro de mermelada en el hoyo, hasta que casi se desborde. Rociar azúcar en el agujero y servir.
También le puede interesar: La ratatouille, un festín de vegetales al horno Receta de KiwiLimón

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram