Cómo lograr un buen arroz con leche y salir airoso

Arroz con leche
Foto vía: Mahatmarice

El arroz con leche es un postre típico de muchos países. Es una preparación muy antigua que se originó en Asia. Luego se fue extendiendo por Europa y África, y tras la colonización, llegó a América.

Para muchos, disfrutarlo es recordar la niñez, pues estamos ante una delicia dulce totalmente casera, elaborada por madres y abuelas. Hacerlo es muy fácil, y al final, bastante nutritivo. Estamos básicamente ante un postre -se come frío o caliente-, que consiste en cocer lentamente el arroz, al cual se le agrega leche y azúcar.

De esta preparación, hay que decirlo, existen infinidad de versiones. Hay quienes utilizan arroz de grano largo, otros le añaden huevos o yemas de huevo, o la aromatizan con canela, vainilla, ralladura de limón o naranja.

Ahora bien, si algo se debe tener claro, es que para lograr un arroz con leche sabroso, es fundamental la calidad de los ingredientes. Está comprobado que a pesar de que su preparación es muy sencilla, no a todos les queda bien.

El tipo de arroz cuenta. Hay quienes prefieren el que se usa para risottos, como el arborio. Su cocinado también es importante. Lo recomendable es el método de doble cocción, pues al blanquearlo primero se elimina gran parte del almidón que contiene. Esto le traerá como resultado que tenga un arroz ligero y delicado, y no apelmazado, como varios de lo que hemos podido probar en algunos momentos.  

Esta receta de arroz con leche que compartimos es bastante tradicional y sencillísima. Atrévase a ver cómo le va.

Arroz con leche

arroz con leche

Ingredientes (4 raciones)

  • 125 g de arroz
  • 500 ml de leche entera hervida
  • 15 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla cortada a lo largo con un cuchillo pequeño
  • Pizca de sal

Preparación

  • Ponga el arroz en una olla con tapa y cúbralo con agua a temperatura ambiente. Llévelo a ebullición a fuego medio y déjelo hervir durante 5 minutos. Escúrralo y aclárelo bajo el chorro de agua. Déjelo escurrir bien y resérvelo.
  • En otra olla con tapa, lleve a ebullición la leche. Agregue el azúcar y la vaina de la vainilla. Retire la leche del fuego y déjela reposar, tapada, durante 15 minutos. Raspe la vaina de la vainilla con la punta de un cuchillo para arrancar la semilla e incorpórelas a la leche, removiéndola bien.
  • Luego, incorpore el arroz, después la mantequilla y la sal. Llévelo a ebullición a fuego lento. Tápelo y páselo al horno precalentado a 180°C. Muy importante: no lo remueva. Déjelo cocer hasta que el arroz esté tierno y haya empapado casi todo el líquido sin llegar a quedar seco, de 25 a 35 minutos.
  • Sírvalo caliente.

También le puede interesar: Al comprar ajos elija los de tallo duro y corto