El cheesecake es sin duda uno de los postres más famosos del mundo, eso se le debe atribuir a su exquisito sabor y a su versatilidad a la hora de su preparación. Toma nota y realiza las siguientes recetas. Deléitate con su delicioso sabor. 

6 cheesecakes de diferentes sabores

Cheesecake de auyama

cheesecake de auyamaSi está en busca de un rico y diferente postre, esta puede ser la receta ideal. Se trata de mini cheesecakes de auyama. El sabor de la popular torta se convierte en porciones para servir a invitados. Además, es un postre nutritivo gracias a los beneficios que aporta la auyama.

Cheesecake de langosta

cheesecake de langostaLo más común es usar chocolate para su realización. Incluso existen recetas para diabéticos. Puede probar un rico cheesecake de limón y ciruelas. En este caso, el relleno es de langosta y el preparado se hace con queso de cabra.

Cheesecake de Oreo y dulce de leche

samoa cheesecakeEs uno de los pasteles favoritos tanto de niños como de adultos, y es que tiene un sabor único y exquisito. Toma nota de los pasos y prepara tu cheesecake de forma fácil, para degustar en familia o con amigos. Podrás satisfacer el antojo de comer algo dulce y sabroso, preparado en poco tiempo, para que puedas seguir descansando.

Cheesecake de mandarinas

cheesecake de mandarinaEl cheesecake es delicioso con cualquier ingrediente que se le acompañe, lo hemos visto en una versión irreverente con moras, en su cara más dulce con Nutella y Oreo, y hasta en un rol muy diferentes con huevas de salmón. En esta oportunidad, el más dulce de los cítricos se apodera de la receta para crear un postre sin igual.

Cheesecake de mora

cheesecake de moraEs de diferentes sabores ta variación le dará un plus a ese postre predilecto. No sólo lleva limón sino que se incorpora a la mezcla moras frescas para obtener una deliciosa cheescake de mora que encantará a todos en casa.

Cheesscake de chocolate y auyama

cheesecake de chocolate y auyamaLa clave principal de todo buen cheesecake depende de la calidad de su corteza, esta fina masa debe estar compacta y a la vez crujiente. Por eso es crucial el tiempo de cocción que se deja en el horno, unos minutos más pueden hacer la diferencia entre su textura crujiente y sumamente tostada.

Este tipo de tortas frías puede realizarse de mil maneras, una de estas combinaciones de sabores es agregándole langosta o porque no combinarlo una deliciosa fruta como las moras, hasta adaptar esta receta para los diabéticos sin perder su sabor característico.

G.V

Comments

comments