cheesecake de mandarinas

El cheesecake es delicioso con cualquier ingrediente que se le acompañe, lo hemos visto en una versión irreverente con moras, en su cara más dulce con Nutella y Oreo, y hasta en un rol muy diferente con huevas de salmón. En esta oportunidad, el más dulce de los cítricos se apodera de la receta para crear un postre sin igual.

Cheesecake de mandarinas

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas dulces
  • 85 g de mantequilla derretida
  • Para el relleno
  • 450 g de queso crema
  • 5 huevos
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 pizca de sal
  • 2 kg de mandarinas
  • 1 taza de crema de leche

Preparación

  • Precalentar el horno a 200ºC.
  • Moler o procesar las galletas, mezclarlas con la mantequilla derretida hasta formar una masa. Presionar la galleta molida en el fondo y parte de las paredes de un molde redondo y desarmable de tartas. Reservar.
  • Pelar las mandarinas, separar sus gajos y retirar la membrana blanca que las recubre, licuar. De ser necesario, usar un poco de agua. Colar el jugo obtenido.
  • Llevar el jugo a una olla a hervir hasta reducirlo a 2 tazas, enfriar y reservar.
  • Batir el queso crema hasta que esté suave, agregar lentamente los huevos, la leche condensada y la sal, mezclando todo muy bien.
  • Incorporar el jugo de mandarinas y la crema de leche a la preparación, mezclar bien hasta integrar todos los ingredientes.
  • Verter la crema de mandarinas en el molde, llevar al horno a 180ºC durante 1 hora y 10 minutos aproximadamente. El cheesecake estará listo cuando al sacudirlo ligeramente, la crema en el centro se mueva.
  • Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  • Decorar con gajos de mandarina en almíbar.

También puede interesarte: Helado de yogur con naranja y mango

Comments

comments