Buñuelos de crema en honor a San José

San José

San José es uno de los santos más venerados en distintas partes del mundo donde el catolicismo está presente. Su festividad es el 19 de marzo. Muchas familias, en las que hay alguien con ese nombre, se reúnen para celebrar en su honor, ya sea con una comida o una merienda.

Por ejemplo, en Italia, específicamente en Sicilia, elaboran para esa celebración, próxima al primer día de primavera, un dulce llamado buñuelos de crema de San José (sfince di San Giuseppe).

Otra de las tradiciones de esa región, aparte de este sabroso bocadillo, por lo general relleno de crema de ricotta, es la construcción de elaborados altares de pan. Ese día, al terminar la fiesta, cada familia parte un trozo del altar y lo guarda hasta el año siguiente, como amuleto de buena suerte.

En algunas comunidades españolas preparan igualmente este buñuelo de San José, también conocido como de viento. Hay quienes lo comen solo o relleno de crema pastelera o chocolate.

Buñuelos de crema San José

Ingredientes (24 unidades)

  • 1 taza de leche
  • 3 ½ cucharadas de mantequilla cortada en trocitos
  • Una pizca de sal
  • 1 taza de harina blanca tamizada
  • 3 huevos grandes
  • Aceite para freír
  • Azúcar en polvo
  • Crema de ricotta

Preparación

  • Ponga la leche, la mantequilla y la sal en una olla a fuego medio y deje cocer hasta que la mantequilla se derrita y la leche rompa el hervor. Añada la harina, retire la olla del fuego y remueva hasta que la mezcla se desprenda de las paredes de la olla. Agregue los huevos, de uno en uno, sin dejar de remover hasta que se hayan incorporado bien.
  • Agregue el aceite en una sartén o caldero hondo hasta cubrir 10 cm de alto y caliéntelo a fuego medio-fuerte. El aceite estará lo suficientemente caliente cuando, al verter una pequeña cantidad de masa, esta chisporrotee y flote en la superficie.
  • En cantidades de ¼ de cucharadita, vierta la mezcla en el aceite caliente y fría los buñuelos hasta que se doren por todos los lados, unos 3 minutos. No fría demasiados a la vez, ya que estos triplican su volumen.
  • Escúrralos bien y déjelos enfriar. Luego, corte la parte superior de cada uno y rellénelos con la crema de ricotta. Coloque de nuevo las tapas y espolvoréelos con azúcar en polvo. Sírvalos a temperatura ambiente.
  • Nota: si así lo prefiere, los puede coronar con una guinda o cereza.

Crema de ricotta

Ingredientes (para una taza)

  • 1 taza (250 g) de queso ricotta 
  • 125 g de azúcar extrafino 
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de lágrimas de chocolate (opcional)

Preparación 

  • Forre un colador con estopilla o un filtro grande de café. Eche el queso en el colador y déjelo escurrir durante varias horas a temperatura ambiente o toda la noche en la nevera.
  • Ponga el queso en un cuenco y bátalo con un batidor, hasta que adquiera una consistencia ligera y esponjosa. Agregue el azúcar y la sal y continúe batiendo. Incorpore las lágrimas de chocolate (opcional), cubra el cuenco y reserve la crema. 

También le puede interesar: Cannoli, tradicional dulce siciliano