Ravioles

La exquisita gastronomía italiana encanta a muchos. Sus preparaciones auténticas hoy pueden disfrutarse en cualquier rincón del mundo. Una de sus comidas más famosas son sus pastas. No importa cuál sea su presentación, espaguetis, penne, ravioles o cualquier otra, siempre será bienvenida.

En esta oportunidad, una excelente pasta rellena de champiñones y otros gustosos ingredientes. Todo se corona con una rica salsa, perfecta para enamorar paladares y sorprender.

Ravioles rellenos de champiñones

Ingredientes

Para los ravioles

  • 1 1/2 tazas de harinas de trigo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de sal
  • 1 cucharadita de vinagre
  • Suficiente de agua
  • 1 huevo

Para el relleno

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo finamente picado
  • 1/2 pieza de cebolla finamente picada
  • 2 tazas de champiñón picado
  • 2 cucharadas de perejil finamente picado
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 2 piezas de puré de tomate (mitad para la salsa)
  • 1/2 taza de queso crema (mitad para la salsa)
  • 1/2 taza de crema ácida (mitad para la salsa)
  • Harina para extender
  • Huevo para barnizar
  • Suficiente agua para cocer la pasta
  • 1 cucharada de sal para cocer la pasta
  • Al gusto de queso añejo para acompañar

Preparación

  • En un bol mezclar la harina con el huevo, el aceite de oliva, la sal, el vinagre y la cantidad necesaria de agua hasta formar una masa. Reposar en refrigeración tapado con plástico durante una hora.
  • Para el relleno, calentar el aceite y cocinar la cebolla, el ajo y los champiñones. Agregar el perejil, sazonar con sal y pimienta al gusto. Añadir una pieza de puré de tomate, ¼ de taza de queso crema y ¼ taza de crema ácida. Cocinar hasta integrar todos los ingredientes y tener un relleno espeso. Enfriar y reservar.
  • Para la salsa, calentar una sartén a fuego medio con el resto del puré de tomate. Agregar el queso crema y la crema ácida restante, cocinar hasta integrar, sazonar al gusto. Reservar.
  • En una mesa limpia, espolvorear harina y dividir la masa en dos. Con un rodillo, aplanar hasta formar dos láminas rectangulares del mismo tamaño. Colocar el relleno separado por cuatro centímetros, barnizar las orillas y entre el relleno con un poco de huevo y cubrir con la masa restante. Cortar y cerrar con la ayuda de un tenedor. Dejar secar los ravioles por 30 minutos.
  • Calentar una olla a fuego medio con agua y sal hasta que llegue a punto de ebullición, cocinar los ravioles durante 10 minutos. Retirar del agua y servir con salsa y un poco de queso añejo.

También le puede interesar:  Sabrosa pasta con brócoli, pollo y pesto

Comments

comments