Newsletter

Síguenos

Pasta de camarones al pesto

Esta receta de pasta de camarones con salsa al pesto es bastante sencilla d hacer. No representa mayor grado de dificultad ya que lo que lleva más tiempo de cocción es el brócoli, pero del resto solo colocan los ingredientes dentro de la licuadora o procesador de alimentos y listo.  Ingredientes:
  • 1 kilo de pasta seca
  • Sal y pimienta
  • 1 kilo de langostino crudo, pelado y desvenado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/4 taza de champiñones tostados
  • Para la salsa al pesto:
  • 2 tazas de flores de brócoli fresco
  • 4 dientes de ajo, pelados
  • 1/2 taza de queso parmesano recién rallado
  • 3 cucharadas de jugo de limón
  • 1/2 cucharadita de sal (o más a gusto)
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  • Cocinar la pasta en una olla grande de agua hirviendo generosamente salada, cocinarla de acuerdo a las instrucciones del paquete.
  • Mientras tanto, sazonar el camarón en ambos lados con unas generosas pizcas de sal y pimienta. Calentar el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Añadir camarones y saltear durante 5 minutos, girando de vez en cuando o hasta que los camarones estén cocinados. Apagar el fuego y colocar los camarones en un plato aparte.
  • Cuando la pasta esté al dente, reserve 1/2 taza de agua de la pasta y luego drenarla. Luego de colar poner nuevamente la pasta dentro de la olla donde se cocinó. Añadir el pesto a la pasta, y mezcle hasta que todo esté bien cubierto, agregando un poco de agua reservada si es necesario para adelgazar el pesto. A continuación, mezclar los camarones y servir inmediatamente.
  • Para hacer la salsa al pesto:
  • En una olla con agua a punto de ebullición cocinar el brócoli durante 2-3 minutos, hasta que esté de un color verde brillante y tierno. Retirarlo con la ayuda de una cuchara ranurada y transferirlo al recipiente del procesador de alimentos.
  • Agregar el ajo, el queso parmesano, jugo de limón y sal al procesador de alimentos, y procesar hasta que estén combinados. Luego, con el procesador de alimentos encendido, rociar el aceite de oliva hasta que se incorpore.
También te puede interesar: Macarrones con queso a la mexicana
Vía: gimmesomeoven.com

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram