Un plato americano: macarrones gratinados con cheddar

Macarrones con cheddar
Foto vía: lactaid.com

Los macarrones son un tipo de pasta italiana que se elabora básicamente con agua y harina, y en algunos casos, con huevo. Su forma es de tubitos alargados.

Si hay un plato que es muy popular en Estados Unidos, son los macarrones con queso cheddar, una receta típicamente estadounidense. Precisamente, este particular queso es el más consumido en ese país.

La preparación tiene algunas variaciones. Sin embargo, esta receta es bastante sencilla y tradicional.

Macarrones gratinados con queso cheddar

Ingredientes

  • 500 g de macarrones cortos
  • 500 ml de salsa bechamel (receta abajo)
  • 350 g de queso chedddar rallado
  • 100 g de migas de pan
  • 40 g de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

  • Cueza los macarrones en abundante agua salada la mitad del tiempo que indique en las instrucciones del paquete.
  • Escúrralos y páselos por agua fría.
  • Prepare la salsa bechamel y funda en ella el queso cheddar.
  • Disponga la salsa y la pasta en un molde refractario o fuente para horno, untado con mantequilla.
  • Funda la mantequilla y mézclela con las migas de pan, pero no deje que se tuesten.
  • Sazone las migas con pimienta y algo de sal, y viértalas sobre la pasta.
  • Caliente el horno y cocine la pasta a 180°C durante una hora aproximadamente. Si es necesario, cubra el molde con papel de aluminio para evitar que las migas untadas se tuesten demasiado.
  • Servir caliente.

Para la bechamel

Esta salsa es bastante sencilla de preparar.

Ingredientes (para 750 ml)

  • 500 ml de leche
  • 60 g de mantequilla
  • 30 g de harina
  • 250 g de crema de leche
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • 2 clavos de especie
  • Sal nuez moscada molida
  • Jugo de 1 limón

Preparación

  • Dore la mantequilla junto a la harina para preparar un roux. Es recomendable derretir primero la mantequilla e ir mexclando con la harina sin dejar de remover. Vierta sobre la mezcla la leche templada y llévelo a ebullición sin dejar de remover.
  • Añada la cebolla y déjelo cocer a fuego lento durante 30 minutos. Remueva de vez en cuando.
  • Pase la salsa por un tamiz fino, agréguele la crema de leche y sazone con sal, la nuez moscada y el jugo de limón.

También le puede interesar: Krispy Kreme: donas gratis todo el año a vacunados Covid-19 en EEUU