Dos tipos de raviolis para consentir a sus comensales

Raviolis de carne con salsa napolitana

Los raviolis son un tipo de pasta italiana rellena que no pasa indiferente. Primero, porque son pequeños rectángulos –también los hay circulares- de pasta doblada sobre sí misma.

La otra razón, es porque están rellenos. Existen diferentes tipos, según la región desde quesos ricota y de cabra, hasta de carne y verduras.

Su masa es muy sencilla de hacer, y puede tener diferentes variantes de colores. Y aunque la puede comprar ya lista en el supermercado, hay quienes prefieren hacerla en casa. En caso de ser esta última opción, sepa cómo hacerla, haciendo clic aquí.

Raviolis

Así que les compartimos dos recetas bastante sencillas, que debe seguir al pie de la letra, para que se luzca con sus comensales.

Al momento de prepararlos, si les sobran varios sin cocer, puede guardarlos en un recipiente en el congelador, para que se conserven bien. Cuando los vaya a utilizar, puede darle adicional dos minutos más de tiempo de cocción.

Raviolis de ricota con mantequilla de saliva

Raviolis de ricota

Ingredientes

  • 500 g de masa para raviolis
  • 250 g de queso ricota fresco rallado
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cucharada de pesto
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Nuez moscada recién rallada
  • 1 huevo para pintar
  • 100 g de mantequilla
  • 1 manojo de salvia con las hojas cortadas
  • 50 g de queso parmesano cortado en láminas finas

Preparación

  • Prepare la masa para raviolis y pásela por la macarronera de modo que quede muy fina. Es importante hacerlo varias veces. Cada vez que la pase, enharine las láminas de masa, dóblelas por la mitad y vuelva a introducirlas en la máquina. De este modo, la masa adquirirá la consistencia deseada.
  • Mezcle el ricota con el pesto y sazone. Con una cucharilla pequeña, disponga porciones de relleno del tamaño de una nuez sobre las láminas de masa a una distancia de 5 cm unas de las otras.
  • Mezcle el huevo con una cucharada de agua y pinte ligeramente los bordes. Cubra el relleno con una segunda lámina de pasta, presione bien los bordes y fíjelos apretando con la parte posterior de un cortador de galletas redondo de 6 cm de diámetro.
  • Con el cortador, extraiga los raviolis y páselos a una tabla enharinada hasta que vaya a utilizarlos. Si no dispone de cortador de galletas, puede recortar con un cortapasta o con un cuchillo sin sierra. Hiérvalos en agua salada hirviendo entre 4 y 5 minutos, y retírelos cuidadosamente.
  • Caliente la mantequilla en una sartén hasta que el suero de la leche adquiera un tono amarillo dorado. Incorpore las hojas de salvia y retire la sartén del fuego. La temperatura de la mantequilla es suficiente para que queden bien fritas.
  • Sale ligeramente la mantequilla. Disponga los raviolis en platos, riéguelos con la mantequilla y salvia, y decore con láminas de parmesano.

De remolacha con mantequilla de amapola

Raviolis de remolacha.
Foto vía: Placer al plato

Ingredientes

  • 2 remolachas medianas
  • 250 g de papas harinosas cocidas
  • 100 g de queso ricota
  • 2 yemas de huevo
  • Sal
  • Azúcar
  • Pimienta blanca recién molida
  • Nuez moscada recién rallada
  • 300 g de masa para raviolis
  • 1 huevo para pintar
  • 120 g de mantequilla
  • 60 g de amapola molida

Preparación

  • Introduzca la remolacha en una olla con agua hirviendo. Aderece el agua generosamente con sal y azúcar, y deje cocer la remolacha unos 15 minutos. Déjela enfriar y pélela con las manos bajo el chorro de agua. Rállela fina, y repita la operación con las papas. Dado a que la remolacha se impregna en la piel, para manipularla es preferible utilizar guantes.
  • Mezcle los tubérculos con el ricota y las yemas de huevo, y aderécelo con sal, pimienta blanca y nuez moscada.
  • Extienda la masa para raviolis en una capa muy fina, píntela con el huevo batido. Con una cuchara pequeña, disponga sobre ella montoncitos de relleno del tamaño de una nuez separados por unos 5 cm.
  • Extienda la masa y cubra con ella la lámina inferior, presione ligeramente la lámina de arriba. Con mucho cuidado, aplaste la zona de masa que rodea el relleno para que no se formen burbujas en los raviolis. De lo contrario, podrían romperse al cocerlos.
  • Al igual que la anterior receta, utilizar un cortador bajo las mismas características. Una vez listos, introdúzcalos en abundante agua hirviendo; déjelos hervir solo 1 o 2 minutos. Retírelos del agua y sírvalos en platos precalentados.
  • Espume la mantequilla y agregue la amapola molida, y sale ligeramente, y dispóngala inmediatamente por encima de los raviolis.

También le puede interesar: Algunos consejos útiles para cocinar la pasta