panes nevera

Esta receta de panes de cebolla y orégano te va a encantar, no hay nada mejor como el olor del pan recién salido del horno.

Hacer pan en casa es una gran experiencia, el olor será espectacular  y no es tan complicado como parece.

Este pan en particular posee una corteza fina y no muy crujiente, suave, esponjoso, de mucha miga y con un toque dulce dado por la cebolla.

Foto: 123rf
Foto: 123rf

Ingredientes

  • 250 gr de harina de media fuerza
  • 100 gr de cebolla
  • 15 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de orégano
  • 5 g de sal
  • 115 ml de agua
  • 4 g de levadura de panadería

Preparación

  • Mezclar 125 g de harina de fuerza con 125 g de harina normal, para así poder crear la harina de media fuerza, formamos un volcán y añadimos el resto de ingredientes en el centro.
  • Sofreír la cebolla con un poco de mantequilla y dejar enfriar.
  • Una vez fría, integrar a la mezcla y amasar bien durante 5 minutos hasta obtener una masa elástica que no se pegue a la superficie o a las manos.
  • Dejar reposar la masa hasta duplicar su volumen.
  • Amasar nuevamente y dejar reposar 10 minutos.
  • Dividir en bolitas de unos 30 o 40 gramos.
  • Dar forma redonda a las bolitas y dejar reposar hasta que nuevamente doble su tamaño.
  • Hacer un corte en cruz con unas tijeras e introducimos en el horno, en una bandeja engrasada y enharinada para evitar que se pegue.
  • Cocinar en un horno previamente precalentado a 180 ºC hasta que esté dorado.
  • El tiempo depende del tamaño del pan pero puede durar entre 15 y 20 minutos.

Comments

comments