pan miel
Vía cookingclassy.com

Hacer pan en casa es sencillísimo y divertido. Mientras se respeten los tiempos y se amase con amor, el resultado será realmente satisfactorio, sobre todo cuando están bien calentitos, recién sacados del horno. Estos son unos panecillos integrales, enriquecidos con miel, que no dejarán a nadie indiferente.

Se pueden comer como acompañantes de otras comidas o se pueden rellenar con mermeladas y quesos para un tentempié delirante. Sea usted el jurado y catalogue esta receta.

Pan integral de miel

Ingredientes

  • 1/2 taza de agua caliente
  • 1 1/2 cucharadas de levadura seca
  • 1 cucharadita de azúcar granulada
  • 1/3 taza de mantequilla sin sal, suavizada
  • 2 huevos grandes
  • 1 1/2 cucharaditas de sal
  • 3/4 taza de leche caliente
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 4 tazas de harina de trigo integral

Preparación

  • En el bol y con una batidora eléctrica, mezclar el agua, la levadura y el azúcar. Dejarla reposar durante cinco minutos.
  • Mientras tanto, colocar los huevos en un recipiente, cubrirlos con agua tibia y dejarlos reposar durante cinco minutos (Esto ayudará a que estén a temperatura ambiente).
  • Agregar la mantequilla, la miel, los huevos, la sal y la leche al preparado de levadura y batir. A continuación, sumar el jugo de limón, la harina de gluten y dos tazas de harina de trigo. Combinar todo.
  • Utilizando el accesorio de gancho para amasar, agregar las dos tazas restantes de harina de trigo y remover a velocidad baja (segunda velocidad), durante cuatro minutos. Se puede poner un poco más de harina, según sea necesario. Cubrir el recipiente y dejar reposar por una hora.
  • Sacar la masa y dividirla en 15 porciones iguales, con la ayuda de una balanza. Untar con mantequilla un molde para hornear y colocar los panecillos. Cubrir con una envoltura de plástico (dejando espacio para que los rollos se expandan). Dejar reposar hasta que duplique su volumen, aproximadamente una hora. Precalentar el horno a 180 grados centígrados, mientras transcurren los últimos 20 minutos de subida de los panes.
  • Hornear los bollos en el horno precalentado hasta que estén dorados en la parte superior y cocidos, de 12 a 15 minutos.
  • Barnizar la superficie con mantequilla. Servir caliente o dejar enfriar en una rejilla de alambre, para luego guardar en un recipiente hermético.

También le puede interesar: Filetes de pollo con crema de leche y paprika

Comments

comments