Knish
Foto: 123rf

El knish es una masa horneada voluminosa y redonda. Como está rellena de puré de papas, puede considerarse una verdadera bomba de carbohidratos. A veces se elaboran con algún tipo de carne en su interior, pero la forma más conocida de prepararla es la siguiente.

Knish, un clásico con la nobleza del pan y la papa

Ingredientes

  • 2 tazas de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 tazas de cebollas finamente picadas
  • Sal y pimienta al gusto
  • Lo necesario de puré de papas
  • 1 huevo batido para pintar la masa

Preparación

  • Mezclar la harina, la levadura y la sal en un recipiente grande. Hacer un hueco en el centro de la harina (en forma de volcán) e incorporar los huevos, el agua y una cuaharada de aceite. Mezclar todo muy bien hasta que se forme una pasta homogénea.
  • Colocar la masa en un recipiente untado con aceite. Tapar y dejar reposar durante una hora.
  • Precalentar el horno a 180 ºC.
  • En una sartén, calentar el aceite restante, cocinar las cebollas hasta que se cristalicen y salpimentar. Retirar del fuego e incorporar suficiente puré de papas como para que se pueda unir a la masa y que esta siga maleable.
  • Llevar la masa a una superficie enharinada y estirarla con un rodillo hasta que adquiera el grosor deseado. Las formas del knish pueden variar, pero lo tradicional es hacer rectángulos del tamaño de un sobre.
  • Con los rectángulos cortados, colocar una cucharada del relleno en cada uno, pintar los bordes con el huevo y doblar las esquinas hacia arriba, recogiendo en el interior todo el puré y formando una especie de paquete. Pintar con huevo y hornear en una bandeja durante 40 minutos.

También te puede interesar: Sabroso pan de cebolla 

Comments

comments