Ostras gratinadas

Saborear el océano en nuestras comidas es un verdadero gusto y placer de vida. Sin dudas, en el mar la vida es más sabrosa y esto también aplica a la gastronomía. Las ostras son un excelente producto para poner este concepto en práctica.

El molusco se lleva al horno en una deliciosa preparación. Acompañado de un gratinado a base de fino queso gruyere. Además, con una rica mezcla de mantequilla y ajo para añadir sazón.

Ostras gratinadas con queso

Ingredientes

  • 16 ostras
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1/4 taza de queso gruyere
  • 1/4 taza de pan rallado
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 1/2 limón
  • Una pizca de sal fina
  • Sal marina

Preparación

  • Abrir las ostras con la punta de un cuchillo pequeño y afilado. Apoyándolas sobre un paño de cocina para evitar que se escurran.
  • Vaciar el contenido en un bol y añadir el jugo de medio limón. Desechar las conchas más planas y guardar las más cóncavas. Lavarlas bien y reservar.
  • Pelar los dientes de ajo, trocearlos y machacarlos en un mortero con una pizca de sal fina. Colocar la mantequilla a temperatura ambiente en un bol y batirla hasta que se forme una crema y se aclare un poco.
  • Agregar el ajo a la mantequilla y remover nuevamente para integrar. En un cuenco aparte, mezclar el queso gruyere y el pan rallado.
  • Precalentar el horno a 200 °C (392 °F) con el grill encendido.
  • Extender una cantidad generosa de sal marina sobre una bandeja o una fuente refractaria y colocar las conchas encima. Agregar las ostras con un poco de jugo, luego cubrir con una cucharadita de mantequilla de ajo y coronar con la mezcla de queso y pan rallado.
  • Llevar al horno durante tres minutos o hasta que se doren.
  • Retirar del horno y espolvorear con perejil picado. Servir inmediatamente.

También le puede interesar:  ¡Una delicia crujiente! Calamares fritos

Comments

comments